19.2 C
Pereira
viernes, junio 14, 2024

Supuestos que no se aclaran

Es tendencia

“DESATANDO,

PEREIRA TIENE PAPÁ

- Advertisement -

Voy a escribir esta columna con datos en primera persona y me excuso por ello. 

En mi caso, con 47 años de edad, ¿puedo esperar que dentro de quince años (15), es decir, cuando cumpla 62 años, vaya a existir Colpensiones? ¿Podemos especular que, con los cambios demográficos tan extremos que estamos viviendo, en quince años, la edad para pensionarme sea de 62 años? ¿Podemos esperar que en quince años el gobierno colombiano, haya respetado los recursos de las pensiones de manera juiciosa y no haya tocado esos recursos?

Estas tres son simples pero importantes preguntas que nadie, hoy en día que hay tanto experto en pensiones, toca en sus discursos o menciona en sus sugerencias y análisis.

Muchos expertos, incluso de fondos privados, recomiendan permanentemente “pásese a Colpensiones”, pero esa sugerencia contiene implícito los supuestos arriba mencionados como interrogantes: Colpensiones va a sobrevivir décadas a futuro, habrá gente joven aportando al sistema de manera ininterrumpida y no tendremos problemas de liquidez en el fondo estatal en quince años y, los gobiernos, por primera vez, fueron y serán serios por quince años y no tocarán los recursos de las pensiones.

Evidentemente los expertos en pensiones son expertos en consejos que aplican para el hoy y de manera olímpica extrapolan esos análisis y cálculos con ligereza.

No sé cómo se sientan los demás, pero si un consejo o asesoría empieza con: Vamos a suponer que se pensiona con 62 años ( Y no con 70 años como están empezando a cambiar la edad en algunos países de Europa). Vamos a suponer que el gobierno respeta sus ahorros y los ahorros de todos los trabajadores y vamos a suponer que Colpensiones siempre va a tener gerentes técnicos.

Esto equivale a que nos digan: Vamos a suponer que los jóvenes van a dejar de tener mascotas y volverán a tener hijos y que esos hijos van a trabajar y a aportar al sistema de pensiones para hacerlo sostenible. Vamos a suponer también que los gobiernos no son corruptos… y que los gobiernos son además de no corruptos, objetivos y profesionales y designan los cargos por meritocracia.

No se necesita ser experto en prospectiva para afirmar con contundencia que esos supuestos, aunque sencillos, son casi imposibles, no sólo de predecir, sino de hacerse realidad.

Un tema tan sensible, que tiene tantas implicaciones para las personas que recibimos los consejos y recomendaciones requiere, más allá de supuestos, alertas. El análisis de riesgo debe pasar, de una calculadora financiera, a análisis crítico de unas variables categóricas que sí hacen la diferencia.

Insisto con la aclaración: No sé casi nada de pensiones, pero sí sé que necesito certeza y no sé si sea mejor poca mesada de pensión con certeza o mucha a futuro con base en supuestos que rayan en la esperanza, pero que no se sostienen si se analizan con objetividad y crudeza.

Todo análisis de futuro requiere analizar en dónde hay incertidumbre y la incertidumbre implica probabilidades y las probabilidades son no certezas.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -