Supositorios

Gilberto Trujillo
Columnista

Insisto en que este gobierno está lleno de mediocres. Ponen a este pobre presidente a decir una cantidad de barbaridades en los medios de comunicación para dejarlo, al final, como una mica. Basta citar el caso de los auxilios para las nóminas de los empleadores; primero emiten un Decreto Ley que fue un mamarracho y luego sacan una resolución dizque para aclarar la metodología y le delegan a la UGPP tal ejercicio, sobre todo para implementar un formulario único. Uno se imaginaría que tal documento estaría disponible -virtual- para los interesados, pero no. Lo que hizo esta entidad fue decidir que los formularios los deberá implementar cada entidad financiera y suministrarlos a los posibles beneficiarios. Vea pues; doble trabajo.

En buen romance: cada banco debe registrarse ante la UGPP, obtener un nombre de usuario y clave de acceso (no dice si por banco y/o por sucursal) esperar a que el sistema lo habilite para recibir información y documentos de los interesados y, luego, cada uno de ellos (los bancos) tendrá la opción de continuar con el proceso “… ya sea formularios, documentos electrónicos o la combinación de ambos.” Como quien dice, cada banco va a tener “… sus propios sistemas de información” los cuales “previa validación…” se cargarán a la plataforma “DATA-Q”; después, la UGPP le enviará a la entidad financiera un “acuse de recibo” y “encontrará la respuesta global a cada solicitud” y bla, bla, bla. En lo único que acertó la UGPP fue en el nombre del módulo: “STORM” que, en inglés, significa Tormenta. Eso es lo que tenemos. El resto será un viacrucis para todo aquel que intente acceder a esos famosos “auxilios”.

***
Dos preguntas: a) ¿qué pasó con las tres lanchas que terminaron en territorio venezolano? b) ¿Quién entiende el gravamen a los dividendos? Burocracia ineficiente es la respuesta. Parecido a lo de Trump, pero… en obra negra.

***
Feliz fin de semana, puente, días o no sé qué… pero en casita.

Deja un comentario