Supositorios

Gilberto Trujillo
Columnista

Ahí se la suelto a mi apreciado amigo doctor Gabriel Jaime Vallejo Chujfi para que gestione un proyecto de ley en el cual se obligue a todos los estamentos gubernamentales a aclarar las modificaciones que se hagan a las normas.

***

Por ejemplo: la DIAN, por resolución 0060 de 2017 (63 páginas) fijó los requisitos para los obligados a presentar información exógena por el año 2018 diciendo: … “d) Las personas naturales y sus asimiladas obligadas a llevar contabilidad en el año gravable 2018 y que en el año 2016 hayan obtenido ingresos brutos superiores a quinientos millones de pesos ($ 500.000.000)”

***

Posteriormente, en agosto de 2018 –en pleno boleo de declaraciones de renta- profiere la resolución 0045 y el texto es el siguiente: “Las personas naturales y sus asimiladas que en el año gravable 2016 hayan obtenido ingresos brutos superiores a quinientos millones de pesos ($ 500.000.000) …”

***

¿La cogieron? Un imperceptible cambio en la redacción que varía 180 grados la responsabilidad de muchos contribuyentes.

***

Ello obliga a que -para detectar esas “mínimas” variaciones- uno debe tener a su lado otra persona leyendo la disposición inicial e ir comparándola con la nueva lo cual no tiene sentido.

***

El texto, entonces, debería ser: “Modifíquese el artículo tal, de la resolución tal, en cuanto se suprime la expresión ‘obligadas a llevar contabilidad’ y su texto final es bla, bla, bla.” ¿No creen que es lógico? Y esto sucede con más frecuencia de lo que ustedes se imaginan, y en toda la administración pública.

***

Feliz fin de semana.