Recuperar nuestros niños, un reto de todos

Marta Elena Bedoya Rendón
Columnista

Pareciera que nuevamente Pereira y con la ciudad, los municipios que conforman el área Metropolitana, llamamos la atención nacional y tenemos en situación de alerta al Ministerio de Trabajo, por encontrarnos en la grave situación de contar con cerca de 10.600 niños explotados laboralmente que con un indicador del 4.6%, somos la segunda ciudad con mayor trabajo infantil en comparación al 2,7% de las demás ciudades y áreas metropolitanas de Colombia.(https://caracol.com.co/emisora/2019/12/11/pereira/1576058994_398612.html)

Corresponden dichas cifras al informe que el DANE reportó del año pasado, en donde se señala que a nivel nacional la cantidad de menores trabajando llegó a 644.000, lo que representa una reducción de 152.000 niños entre cinco y 17 años de un total de 10,9 millones de menores que tienen esta edad, siendo Sincelejo, Pereira e Ibagué las ciudades con la mayor proporción de niños trabajando, al presentar tasas de 5,7%, 4,6% y 4,2%, respectivamente. Lo que no es cierto es que estemos por encima de la media nacional de este flagelo, pues a pesar que hubo menos niños en situación de trabajo en Colombia, el indicador se ubicó en 5,9%. (https://www.larepublica.co/economia/sincelejo-pereira-e-ibague-son-las-ciudades-donde-mas-trabajan-los-ninos-2849148)

En Colombia de acuerdo al DANE, la tasa de trabajo infantil que es la relación porcentual de los niños y adolescentes de 5 a 17 años que trabajan con respecto a la población total, desde el 2014, con una tasa del 9,3% ha presentado mejoras y disminuciones de la población infantil en situación de trabajo. Así por ejemplo, en ese período para el total nacional, la proporción de la población de 5 a 17 años que reportó trabajar y no asistir a una institución de preescolar, escuela, colegio o universidad disminuyo frente al trimestre anterior y al 2018, los avances son considerables, siendo el trabajo infantil el obstáculo mayor. En nuestra ciudad ha ocurrido lo contrario.

Muchas veces las cifras han sido cuestionadas: Lo cierto es que desde hace cuatro años, Pereira-Área Metropolitana, ha ido escalonando lugares, con un octavo lugar en este flagelo con una tasa del 9.6% y 7.000 niños trabajando,, como así lo señaló un estudio del Observatorio de la Universidad del Rosario en el 2016, hasta lograr en el 2018, con una tasa del 4.6%, alcanzar el segundo lugar a Sincelejo, que siempre ha tenido el liderazgo.

Y es que contar con 10.600 niños que no van al colegio, que trabajan en la calle, expuestos al maltrato y explotación sexual y en la posibilidad de caer en la drogadicción, tiene que llamarnos la atención como sociedad, de las administraciones que apenas comienzan. ¡Un reto de todos!