Querer frente a desear

Ricardo Tribín Acosta
Columnista

Que paradoja esta la del querer enfrente del desear si es que aparentemente son lo mismo. Pues no y lo voy a tratar de explicar con unos ejemplos. Alguien tiene un sueño y en el mismo ve la imagen de una joven con la que el desearía entablar relación. Cuando se despierta se dice así mismo: Yo “deseo “tener un noviazgo con esta niña “, lo cual es algo con concepción del mismo tipo del sueño, una especie de fantasía o meta, y la cual no se hará real hasta que en la practica la relación se inicie.

Sin embargo, cuando ya la relación esta formalizada el mismo individuo puede decir: “Yo quiero mantener y crecer esta relación, y en tal momento estará expresando las cosas con una fuerza que nace de su interior en la que podrá aplicarse el dicho aquel que expresa que “querer es poder”.

Desear y querer de otra parte también se pueden fusionar cuando alguien desea comprarse una casa y entonces decide trabajar con esfuerzo para poder allegar los recursos que necesite y que, cuando logrado el hecho, habrá alcanzado aquello que tanto deseaba y a su vez quería.
https://ricardotribin.blogspot.com