¿Presidente del Senado ignora la ley?

Jaime Castaño Torres
Columnista

Como ignorante de la ley aparece ahora el Presidente de la institución que por mandato constitucional está llamada precisamente a hacer las leyes, o sea el Presidente del Senado, Lidio García. Lo digo porque ignora, desconoce, no sabe, no consulta a los que sí lo saben que el archivo del proyecto de ley que creaba las 16 curules tan ambicionadas por todos los políticos es un Acto Administrativo el cual no puede ser revocado por la misma autoridad que lo profirió, sino que si se considera equivocado debe ser demandado ante la autoridad administrativa o sea el Consejo de Estado y cuando esa entidad se pronuncie su fallo será aplicable en toda su extensión.

Ningún Juez puede revocar su propio acto. Solo puede hacerlo otra autoridad superior ante quien se acuda en defensa de los derechos que se consideren conculcados. Eso es de las primeras lecciones de derecho y por elemental se da por sabida y cuando los humanos no sabemos algo simplemente recurrimos a quienes si se presumen saben de eso.

Cada congresista tiene un ejército de asesores que se denominan Unidades de Trabajo Legislativo o UTL como se les conoce y están destinadas precisamente a ilustrar a su asesorado en las cosas que es natural que no conozca. ¿Entonces donde está el trabajo de la UTL de este señor que desconoce lo elemental? Y conste que ganan mejor sueldo que los mismos jueces de la República.

Además por todos es conocido que ese acto del Presidente del Senado anterior, el lagartísimo Roy Barreras lo ha impugnado ante la Corte Constitucional y se está pendiente del fallo respectivo.

¿Entonces qué pretende el ignorante Presidente del Senado cuando dice tranquilamente que saca de su cubilete de mago ese proyecto y dice darle su aprobación contra lo ya dispuesto por quien en su momento podía hacerlo y que por tal razón lo remitirá al Presidente de la República solicitándole que lo sancione y ponga en vigencia? ¿Pretende acaso crear otra pata contra el cojo Presidente de la República?

Es cierto y comparto con muchos colombianos que el presidente Duque ha cometido desaciertos pero la labor de todos los colombianos es criticarlo para que corrija el rumbo, pero no debe ser para crearle más dificultades por causas inanes o improcedentes como esta porque entonces estamos poniéndole trampas y es deshonesto hacerlo.
El Congreso debe ser apoyo para el gobierno, pues es el llamado a aprobar las leyes que proponga entre otros el mismo Ejecutivo, además de las iniciativas propias cuando procedan, pero es bellaco por lo menos que esa corporación le ponga trampas en forma tan vulgar. La política debe ejercerse con decencia y más por quienes viven de ella como el Senador de marras quien juró cumplir bien y fielmente la ley. ¿Entonces por qué pretende violarla tan flagrantemente? Ojalá la Procuraduría tan acuciosa en otros casos investigara el posible prevaricato de este señor, o si le teme o quiere seguir congraciado con él que por lo menos haga un pronunciamiento llamándole la atención al respecto.

¿Cuándo será que elegimos los colombianos gente proba para las corporaciones públicas? ¿Cuándo se superará la crisis que tenemos de dirigentes? ¿Cuándo los politiqueros permitirán que lleguen nuevas personas a la dirigencia para que el país pueda cambiar? Eso no lo permitirán los actuales por las canongías de las que viven, usan y abusan.
Presidente Duque: no vaya a caer en la trampa maliciosa, grotesca y politiquera que le quieren poner con la sanción de esa ley. Y senador Lidio: ¡estudie o pregunte lo que no sabe!