Política Pública de Cultura de la Legalidad de Pereira

Lisandro René López Martínez
Columnista

La Política Marco de Convivencia y Seguridad Ciudadana, se constituye en la estrategia del Gobierno nacional para fortalecer la gestión integral de la convivencia y la seguridad ciudadana en Colombia, como un servicio público indispensable para el Emprendimiento y la Equidad, y en ese contexto adopta una visión multidimensional frente a los desafíos del superar la violencia y los desencuentros democráticos que afectan cada día de forma profunda la convivencia en nuestro país.

La Política Marco está compuesta por cinco ejes estratégicos: Cultura de la Legalidad para los derechos y la paz; disrupción del delito; innovación, ciencia y tecnología; ciudadanía activa y la proyección institucional. Entre los cinco ejes se destaca la Cultura de Legalidad, porque cumplir la ley es la base de la convivencia y de la democracia

La Cultura de la Legalidad y los valores democráticos se construyen en la familia, en el sistema educativo y en el conjunto de las relaciones sociales, orientadas a forjar los lazos de solidaridad, el respeto por las diferencias sociales y por la autoridad, así como por las normas que promueven la vida en armonía. De ahí la necesidad de consolidar familias fuertes y proteger los entornos.

La Alcaldía de Pereira durante el Plan de Desarrollo “Pereira Capital del Eje” (2016-2019), ajustó la Política Publica de Cultura de la Legalidad, mediante el Decreto 512 del 05 de julio de 2019, orientado tal ajuste al fortalecimiento de la convivencia, a los procesos democráticos como garantía para el cumplimiento y respeto de los derechos, y al fortalecimiento institucional, para el logro de una escala de valores que proteja el patrimonio de toda la ciudadanía.

La Alcaldía de Pereira asumió el reto de proponer y fomentar una Cultura de la Legalidad en todos los niveles de la jerarquía institucional y social, comprometida con la formación de una ética pública y ciudadana que garantice una sana convivencia y la equidad. La Política Pública de Cultura de la Legalidad se implementará a partir de 2020 en un horizonte de 10 años.