Planes de desarrollo y proyectos de largo plazo

Jorge Eduardo Murillo

Columnista

Ahora que tenemos gobernador y alcaldes electos, debemos aprovechar una situación que permite a futuro tener unos proyectos que nos beneficien a todos por encima de los intereses politiqueros. Durante 20 días se desarrollaron los empalmes en las diferentes administraciones, notándose un excelente ambiente donde no se notaron polarizaciones nacidas de orígenes políticos. El interés general debe estar por encima del particular. Entendemos que los diferentes partidos políticos tienen sus posiciones, pero es claro que con acuerdos es mucho mas fácil gobernar.

Los gobernantes electos radicaron sus propuestas de gobierno, las cuales deben cumplir en el desarrollo de sus administraciones. Una vez se posesionen deben plasmar sus planes de desarrollo, donde desglosarán con detalles toda su gestión con sus respectivos presupuestos. Hasta allí esto es muy bien conocido por todos, lo que pasa es que a diferencia de las capitales de otros países o muy pocas capitales en Colombia, los planes de desarrollo son un simple capricho de gobernantes y pocas veces coinciden con proyectos a largo plazo. Si un gobernante inició algo, el que le sigue cambia dicho rumbo. Por eso se ve con buenos ojos que podamos tener continuidad en las cosas buenas que iniciaron Sigifredo Salazar y Juan Pablo Gallo. Los actuales mandatarios deben tener conciencia de la importancia de terminar innumerables acciones que a todos nos conviene. Los planes de desarrollo a ejecutar en los próximos 4 años deben garantizarnos una mejor calidad de vida a los risaraldenses y pereiranos. Hasta acá el panorama es positivo y el sector privado junto con sus fuerzas vivas deben colaborar en lograr estos objetivos.

El quid del asunto ahora, es aprovechar la coyuntura de iniciar nuevos gobiernos y anclar estos planes de desarrollo a los proyectos que tiene la región, que aún no hacen parte de los actuales planes. Hay que mirar con lupa lo que hacen en Medellín por ejemplo. Independientemente de quienes son sus gobernantes y de que partido político vienen, tiene hace varios años identificadas unas necesidades que han convertido en proyectos de primer orden, que sin necesidad de utilizar los recursos de dicha ciudad, son radicados dentro del Plan Nacional de Desarrollo y vía documentos Conpes o las RAP, utilizan los recursos de la nación para su beneficio. Por eso hacen metro, grandes túneles, puertos y toda clase de obras de infraestructura que los catapulta en el panorama nacional. Eso lo debemos hacer, pero sin tanta retórica inútil, que finalmente no es tenida en cuenta. Esa es una manera de colaborar con nuestros gobernantes.