Pereira y Risaralda, 500 años

Walter Benavides Antia
Columnista
Cartago (Pereira) fue fundado por el Capitán Jorge Robledo dos veces. La primera el 8 de agosto de 1540, “en nombre de S.M. y del Marqués D. Francisco Pizarro….”, y la segunda en nombre de Pascual de Andagoya, el 10 de enero de 1541, cuando después de celebrar la misa, “repite” el acto solemne de fundación. El tiempo transcurrido entre la primera y segunda fundación, es de 5 meses. Quedó constituida territorialmente por el norte, hasta Cenufana (Titiribí, Frendonia, Venecia y Amaga), por el sur con el Quindío, territorio encerrado por la margen derecha del Río Cauca y la Cordillera Central, y su jurisdicción administrativa se extendía sobre las provincias de Cenufana, Arma (Aguadas), Paucura (Pacora), Picara (Filadelfia), Carrapa, (Neira, Manizales), y todo el actual Quindío al sur.

El pasado 30 de abril, la Gobernación de Risaralda presentó para su aprobación en la Asamblea el proyecto de Plan de Desarrollo «Risaralda, sentimiento de Todos», y el municipio de Pereira su Plan de Desarrollo, “Pereira, Gobierno de la ciudad”, pero sus formuladores pasaron por alto un evento que nos lleva directamente al nacimiento del territorio como entidad territorial. Por tal motivo me parece justo se reconociera este acontecimiento de trascendental importancia (fecha de nacimiento), e incluir un artículo resaltando el hecho, sobre el cual existe suficiente material probatorio. Si conociéramos nuestra historia, estas fechas no pasarían de agache y serían motivo suficiente de regocijo, orgullo y compromiso con las generaciones futuras, pues tampoco un artículo justifica tamaño olvido, pero serviría para perpetuar en propios y extraños, que este territorio, en tiempos post virus chino, cumple 500 años de existencia, y que es justo que la efemérides hubiese quedado plasmada en algún programa de Cultura, con alguna obra de importancia para la ciudad, o con un nombre, Juegos Nacionales 500 años.

No ocurrió lo mismo en territorios como Antioquia y Santa Marta. Antioquia, celebrará sus 500 años de fundado en 2021, y se basan en que Robledo en 1541 en tierras del hoy valle del municipio de Ebéjico, (sur de Peque, donde encontraron al Cacique Yutengo adornado con plumas y diademas de oro), en el paraje Santa Águeda, fundó la ciudad de Antiocha. Santa Marta lo previó desde 2013, cuando su alcalde, pensando en 2025, logró que el Congreso le aprobara el Plan Maestro Santa Marta 500 Años (art. 111 de la Ley 1617 de 2013). Son por lo tanto, fechas prospectivas para cualquier plan de gobierno, pues conecta el territorio desde el momento de su nacimiento administrativo, hasta el presente, y punto de quiebre para futuros ejercicios de prospectiva más que de celebración de efemérides. Era una fecha ideal para repensar lo que fuimos, lo que somos y lo que queremos ser, con raíces que conectan el pasado, con el presente de los risaraldenses. ¿Por qué Pereira y Risaralda no tomaron como referente de planeación los 500 años de la fundación? Es una pregunta sin respuesta.

A manera de conclusión. Pereira y Risaralda se destacan por un inexistente propio de identidad en el contexto nacional. Se hace necesario entonces, rescatar la memoria, y darle al el reconocimiento que merece, pues el territorio tiene vida.

antia53@gmail.com

Deja un comentario