Pereira una “Smart City”

Jesús Saldarriaga G.
Columnista

Pereira es una ciudad importante en el contexto nacional, su ubicación geográfica, progreso rápido y entorno regional la han visibilizado y puesto de moda para nacionales y extranjeros. Estos avances, le pone retos mayores como ciudad, para estar a la vanguardia de las demandas del desarrollo, el progreso y la globalización. Esto no es otra cosa que obedece a las exigentes y cambiantes expectativas que tienen los ciudadanos que la habitan y visitan. Más informados y altamente conectados con el mundo.

Por lo anterior celebramos que, en la propuesta de gobierno del alcalde electo de Pereira, haya incluido la estrategia “Pereira una ciudad inteligente” (una “Smart City). Este modelo lo están adoptando las ciudades más competitivas del mundo. En Colombia tenemos a Medellín, la cual está trabajando desde hace unos cinco años para llegar a ser la ciudad más innovadora de Latino América.

Pero ¿qué es una ciudad inteligente, una Smart city?: Lo primero, es una ciudad para la gente, que la hace y la piensa la gente. Juan Murillo, responsable de análisis territoriales de BBVA Data & Analytics, dice en la página web de dicho grupo financiero español que: “Una ciudad inteligente detecta las necesidades de sus ciudadanos, y reacciona a estas demandas, transformando las interacciones de los ciudadanos con los sistemas y elementos de servicio público en conocimiento. Así, la ciudad basa sus acciones y su gestión en dicho conocimiento, idealmente en tiempo real, o incluso anticipándose a lo que pueda acaecer”.

Así tenemos que el reto para la administración entrante de Pereira, debería iniciar por articular, fortalecer y potenciar todos los sistemas de información al interior de las entidades centralizadas y descentralizadas. Luego influir en los sistemas de información estratégicos externos a la Alcaldía. También debe pensar en una estrategia de región inteligente (“Smart regions”), púes muchos servicios que demandan los ciudadanos, son metropolitanos. La percepción de seguridad, la movilidad, la salud, la educación, el mercado laboral, la contaminación ambiental, etc.

El proceso para desarrollar una ciudad inteligente, no es de la noche a la mañana, pues la transformación y concientización de la gente no es fácil. Tampoco lo son los procesos de articulación y concertación con los diferentes actores del desarrollo. Por ello dice el análisis del grupo financiero BBVA, “las ciudades van avanzando poco a poco en los distintos frentes. Hoy son comunes las plataformas integrales de servicios; aplicaciones para turistas, ciudadanos y comerciantes para descubrir las actividades del municipio, programas especiales para apoyar a pymes (como los Living Labs urbanos o viveros), y la instalación de iniciativas más respetuosas con el medio ambiente”.

Ejemplo de ciudades inteligentes con tamaños parecido al de Pereira, se tienen en España con Vitoria y Pamplona: “ya eran reconocidas como tales antes de que lo ‘smart’ fuera tendencia”. … no son las de mayor presupuesto o las que usan las tecnologías más sofisticadas, si no las que logran una mayor calidad de vida para sus habitantes.

Nosotros debemos empezar por darle sostenibilidad a los programas de zonas wifi, centros vive digital, Centros de Desarrollo Empresarial y Social (CEDES), conectividad a internet de los colegios, entre otros. Conocimos hace poco que, en un municipio tan importante como Dosquebradas, la sostenibilidad de esos servicios no está garantizada en el presupuesto 2020. Los primeros 6 meses del año, la ciudadanía no tiene dichos servicios.