Oasis

Gonzalo Gallo
Columnista

Libera tu creatividad y juega, pinta mandalas, lee, escucha música, haz ejercicio, comparte y no te aferres al celu o la Tv.

Si preguntas a muchos ¿amas a Dios con todo el corazón? Dirán casi todos “claro”, ¿Será? Es tiempo de estar en comunión con él.
Relájate, ora, medita, lee algo espiritual, escucha música católica, cristiana u oriental, conéctate con los ángeles.
Pregunta: ¿Te amas mucho? Si así es descansa, siente paz, haz lo que te da felicidad, nutre tu ser, mejora tus relaciones.

Es fácil que hayas dicho varias veces “qué agite” o “no me rinde el tiempo”. ¡Oh, ahora sí que tienes tiempo! ¿Lo quieres emplear bien?
Mira qué paradoja: ahora puedes hacer lo que antes decías que querías, sin quererlo con pasión y de verdad, ni concretarlo.

Acaso dices que lo que se vive es horrible. Nó, es un aprendizaje, sé consciente y haz cambios positivos.
Confía y sé paciente. Lo que no debe suceder es que después de esta crisis sigas como antes. Haz cambios positivos.