Oasis

Gonzalo Gallo
Columnista

Dios Padre-Madre, dame coraje y haz que la fe sea mi fuente de energía en los tiempos turbulentos. y ante las crisis Cuando los intereses materiales me tengan dando vueltas en un remolino sácame de allí.
Dime que mi misión es de amor y no permitas que me pierda con una consciencia anestesiada o que los temores me dominen. A veces olvido que estoy acá para amar, no para poseer; que estoy de paso y que el tiempo vuela.

A veces me enredo en lo que no cuenta y necesito tu guía para tomar decisiones acertadas. Decido ser muy espiritual. Señor, recupero la confianza, replanteo mi vida y me concentro sólo en amarme y amar.
Hoy elijo nutrirme sin tregua en la fuente espiritual, orar, meditar, estar contigo. Rompo las cadenas que me atan y me siento en paz. Suelto los apegos, no juzgo y decido actuar como un humilde instrumento de tu amor. En ti confío. Gracias por ser todo para mí.

Deja un comentario