Oasis

Gonzalo Gallo
Columnista

El coronavirus asusta a millones y nos recuerda que en un mundo globalizado estamos todos interconectados.
Se lamentan las más de 2700 muertes, pero, como suele pasar, la suma de rumores y temores hace más daño que la misma realidad.

Se afirma que el virus fue creado en un laboratorio y de que de allí alguien lo sacó y se desató.
Eso muestra un videos con nombres y datos, pero te quedas con la duda porque en las Redes muchas mentiras circulan como verdades.

Lo que sí es cierto es que por ahora sigue en expansión, pero no hay que exagerar y atemorizar más. De seguro se aminorará poco a poco con controles y ojalá se diga la verdad sobre su origen y sus alcances.

Decía un pensador que a lo único que hay que tenerle miedo es al miedo mismo y es cierto.
El miedo no es malo, nos invita a cuidarnos y a confiar. Los antídotos de todo miedo son el amor, una fe sólida y cuidarse.