Oasis

Gonzalo Gallo
Columnista

– Maestro, ¿qué hago para que no me afecten y alteren los juicios y el rechazo de los demás?
– Para estar en paz y no sufrir con lo que hacen los otros, vive como las flores, advirtió el maestro.
– Y ¿qué es vivir como las flores?
– Pon atención a estos lirios: Nacen en el estiércol y, sin embargo, son puros, bellos y perfumados.
Extraen del abono maloliente lo que les es útil y saludable y no permiten que lo agrio de la tierra dañe su frescura.
Controla tus emociones y no permitas que la inconsciencia ajena te incomode. No te enganches con eso
Ejercita la virtud de rechazar todo el mal que viene desde afuera y elige perfumar la vida de los demás haciendo el bien.
Esto es vivir como las flores: Es reciclar lo negativo y asumir todo con paz en el alma.
Sé como el loto que crece en medio del cieno y convierte la basura en alimento y en belleza.