Oasis

Gonzalo Gallo
Columnista

Todo pasa: la clausura de este 2019 y el saludo al nuevo año.¿Cómo quieres celebrar estos eventos importantes?
Sé consciente de lo que le dijo Jesús a su amigo Nicodemo sobre renacer: Juan 3,3. Puedes renacer varias veces en el nuevo año:

En cuanto al fin del año, la zoociedad poco te ayuda para despedirlo bien y darle una bienvenida positiva al 2020.
Muchos celebrarán eso con guaro u otro licor, ruido, promesas mentirosas de cambio; incluso ebrios y con peleas.
¿Quieres darte varios regalos? Saca tiempo para hacer un balance de lo bueno y agradecerlo en oración. La gratitud eleva el alma.

Se queman muñecos pero esto es mejor: Escribe una lista de lo negativo, perdónate, perdona y quema o arroja ese papel a un arroyo o río decretando que lo malo se esfuma.

No inicies el nuevo año con las espinas del que pasó. Escribe compromisos de cambio y compártelos con otros para cumplirlos con su ayuda.
Decide en el nuevo año darle prioridad al amor, a Dios, a tu familia y a tus amigos. Entonces sí podrás exclamar:
¡Feliz Año!