Mirador Cubano

Jhon Jairo Ramírez Alviz
Columnista

El fortalecimiento de la planificación de movilidad debe estar contemplado en el Nuevo Plan de Desarrollo; lógicamente con infraestructura vial; priorizando el transporte público, con ampliación de vías para carros y motos.

La carencia de integralidad en planificación urbana hace que Pereira sea una ciudad sedienta de avenidas. Ello, se hace visible cada cuatro años en la rotación administrativa; lo cual, podría evitarse con la misma receta de los planes anteriores.

Nuestra capital no alcanza a construirse en un cuatrienio. Basta volver la mirada para releer los Planes de Desarrollo, desde sus inicios como instrumentos de planificación. Es factible que uniéndolos, esté la receta ideal para la real construcción de nuestra ciudad.

La falta de compromiso y esfuerzos, son impedimentos para construir sobre lo construido. Requerimos líderes políticos con una macro-visión de continuidad apuntando a futuras generaciones, superando barreras ideológicas y partidistas y, propiciando el desarrollo común.

La capital de la Montaña, nos regala un ejemplo claro con su eficiente Metro que inició su planeación en 1977 y, que con un paso de 18 alcaldes, durante 43 años consecutivos, prosigue con su expansión en toda el Área Metropolitana del Valle de Aburrá. Obviamente con algunos tropiezos, pero con la garra montañera en continuo desarrollo, evidenciando que un cuatrienio es un solo paso; y el progreso para ellos, no tiene limitantes, con objetivos de mejoramiento del entorno y de una buena calidad de vida.

La actual problemática de movilidad en el desarrollo territorial de Pereira, requiere con urgencia soluciones de fondo; especialmente en todo lo que compete a transporte público. Nuestra visión indica que el usuario, con un solo pasaje puede movilizarse por toda el Área Metropolitana, beneficiándose en costo, tiempo y lugar, hasta completar su recorrido a su sitio de trabajo, universidad y residencia.

Con esta corta pero positiva reflexión y propuesta, sostengo que podemos avanzar en efectividad en todo lo concerniente a movilidad; con el concurso de políticos, sociedad civil y ejecutantes oficiales, enrutados en más cambios para una Pereira más amable.