Mi viaje a USA y la experiencia con el coronavirus

Carlos Andrés Hernández
Columnista

Pasando vacaciones esta semana en New York en donde escribí este artículo, me encontré con un panorama muy diferente al viaje de paseo, placer y turismo que desearía encontrar, la sombra del Covid-19 está más presente que nunca. Pude evidenciar que en los destinos visitados como New York, Pensilvania, Washington, entre otros, la tensión es evidente. En el subway de New York y sus estaciones como la del World Trade Center se observa a los pasajeros utilizando tapabocas con sus guantes de protección, en escenarios públicos masivos como centros comerciales, de negocios y edificios estatales entre otros, se han establecido puntos de control, medición de temperatura, y puestos de dotación de toallas y gels antibacteriales.

Tuve la oportunidad de quedarme en una familia con dos médicas, Susan y Paulina Giraldo, que laboran en el New York Presbyterian Hospital, y me contaban que todos los protocolos de salud y seguridad han sido activados, recepción, traslado e aislamiento de pacientes. Inicialmente se hace un examen general y de notar alguna anomalía se realizará examen del Covid-19 a través de prueba nasal autorizado por el Departamento de Salud. Las acciones del gobierno y la ciudadanía han sido responsables; El congreso norteamericano tomará varias medidas esta semana respecto a la protección de los pacientes, pago de licencias y adición de recursos para afrontar la pandemia.

Las campañas de prevención y educación por medios de comunicación son más intensas. Sin embargo las consecuencias ya se sienten, el cierre y la caída esta semana del Wall Street fue perjudicial, la economía del turismo frente al cierre de fronteras y vuelos se verá gravemente perjudicada. En Colombia he podido escuchar las medidas adoptadas por el Presidente, sin embargo es importante seguir reforzando los protocolos médicos y de seguridad; pude observar al llegar al aeropuerto JFK que las autoridades migratorias ya tenían identificado la procedencia y escala de los viajeros, diferente al control en Colombia mediante declaración por escrito que hace el mismo pasajero según me contó un familiar que llegó al país en días anteriores. Frente a este panorama es importante que la población no solamente mantenga la calma, sino que también acate los protocolos de seguridad señalados por las autoridades. Esperemos confiando en Dios que esta situación tan complicada se supere pronto.