Los héroes del Batallón Colombia en Corea del Sur

Augusto Mejía
Columnista

El soldado héroe supérstite Manuel José Rivera nos ha suministrado estos datos que nos parecen relevantes. Concluida la segunda guerra mundial, las naciones que ganaron la guerra, llamadas Los Aliados¸ y Alemania y Japón las principales perdedoras fueron divididas. La península de Corea, que venía siendo administrada por Japón, fue dividida en dos como consecuencia del tratado de paz firmado al finalizar la guerra.

La línea divisoria era denominada el Paralelo 38; Corea del Norte que quedó en manos de Rusia y China y la del Sur, a manos de Los Aliados. China y Corea del Norte desde 1950 empezaron a estacionar sus tropas en Manchuria y el 26 de julio de 1950 invadieron a Corea del Sur, dejándola en ruina total. Los pocos soldados sobrevivientes se refugiaron en Pusan, principal puerto marítimo de Corea del Sur. Estados Unidos contaba con bases fuertes en Japón e intervino inmediatamente a solicitud de las Naciones Unidas para la defensa de Corea del Sur; y Colombia, como miembro activo de esta organización, se comprometió a enviar un batallón de nuestro Ejército Nacional para ayudar a restituir la democracia en Corea del Sur.

Era presidente de Colombia el Doctor Laureano Gómez y el 26 de diciembre de 1950 dictó el Decreto 3927, creando el Batallón Colombia para ser agregado al de las Naciones Unidas. En marzo del 50 y comandado por el Coronel Jaime Polanía Puyo, nuestra Nación envió 1126 unidades. El 12 de abril fue despedido el Batallón en la plaza de Bolívar `por el presidente y los altos mandos militares. El 19 de abril fue movilizado al puerto de Buenaventura y partiendo el 12 de mayo del 51, llegó a Pusan el 16 de julio de ese año. El Batallón Colombia fue agregado al octavo ejército de los Estados Unidos. El 2 de agosto de 1951 nuestro Batallón dejó en alto el nombre de la Nación y en la Batalla del Alto 561, la capacidad de combate del Batallón Colombia fue destacada, aunque murieron 222 soldados héroes y 39 fueron prisioneros.

Con el Armisticio de 1953, China devolvió 38 soldados héroes quedando uno desaparecido; y sus restos ubicados, Corea del Sur los va a repatriar a nuestro país. Gracias a esos héroes colombianos Corea del Sur nos ha considerado como hermanos de sangre. Actualmente Corea del Sur es considerada la 8ª potencia económica mundial y ha dejado de ser receptora para convertirse en una de las mayores donantes en el mundo. Superviven 500 héroes, según el Ministerio de Defensa. Los días 28, 29 y 30 de noviembre La Embajada de Corea hizo una invitación especial a los valientes héroes y descendientes a la ciudad de Cartagena que recibiera por segunda vez en Colombia 2 buques de entrenamiento de la Marina de la República de Corea, entregando a nuestros héroes condecoraciones como embajadores de la paz.