La efectividad de las juntas directivas

Lisandro René López Martínez
Columnista

El sector empresarial colombiano ha sido muy insistente en la implementación de buenas prácticas de gobierno corporativo según expertos y se podría asegurar que ya existe una conciencia natural de la importancia y beneficio que puede generar un buen gobierno en el desarrollo económico, en el éxito y la sostenibilidad de las organizaciones.

Sin embargo, qué tan efectivos están siendo estos modelos de gobierno si recientes escándalos corporativos destacan la necesidad e importancia de construir y/o fortalecer la cultura corporativa que apoye la creación de un ambiente de apertura y la posibilidad de hablar abierta y claramente sobre duras realidades o situaciones de riesgo para la Organización, que pueden impactar no solo un resultado económico, sino su misma permanencia.

La irrupción de factores como los ambientales,culturales,tecnológicos, de mercado, de competencia, de control y de gestión del riesgo y la paz territorial, requieren un papel más activo por parte de las Juntas y que su aporte sea sustancial y benéfico para sus organizaciones , considerando que los cambios en la función de las Juntas Directivas es una oportunidad para reexaminar la idoneidad de sus miembros, definiendo el perfil, educación, habilidades y experiencia que deben cumplir para ocupar un puesto de este nivel, y determinar la forma de evaluar el desempeño de cada miembro sobre la gestión que realicen conforme a los retos de la Organización.

La investigación anual de la efectividad de una Junta Directiva, es un factor que debe ser usado en Pereira y forma parte de las herramientas de los gobiernos corporativos más calificados. Si el gobierno corporativo no cuenta a su interior con personal calificado para llevarla a cabo, tendrá que contratarlo externamente.