La economía. Visión moderna de orden

Luis Miguel Cárdenas Villada
Columnista

Aunque parezca inverosímil para muchos, entre los que se encuentran personas de alta información científica, la microbiología cambio el mundo del conocimiento. El libre albedrío dejo de ser el instrumento de pensamiento que explicaba todo a raves de la Fe para darle paso a la ciencia que hoy todo lo explica, haciéndolo con solvencia y plena demostración. Nada está oculto entre cielo y tierra construyendo un mundo de realidad, dejando de paso la especulación, evitando la manipulación y construyendo sociedad, esta si inteligente.

Las ciencias alcanzan hoy magnitudes interesantes, demostrando lo inconmensurable de su ámbito. Conocer científicamente hoy no es un privilegio, es una obligación que se debe asumir por todos, abandonando la pereza mental propia de seres primarios incluyendo aquellos que posan de intelectuales virtuales. Todo está a disposición, sino se utiliza es responsabilidad de quien no tiene interés de saber donde habita y en qué forma. No existen disculpas, el dogmatismo no es doctrina de fe sino terquedad, esta condición identifica atraso a pesar de que se oculte con extravagancia. Todo está dicho, sobre esta realidad se debe actuar con pleno conocimiento. Las ciencias, naturales y sociales son expresión de conocimiento pleno, el no reconocerlas regresa al hombre a su estado primario quitándole de contera oportunidades.

La Economía contemporánea no solo explica la administración de la casa grande sino el contexto territorial en dimensiones y atributos. La sociedad existe porque existen relaciones de propiedad; el ambiente se considera inexorablemente el más significativo medio de producción y la institucionalidad o política hace referencia a las regulaciones del mundo económico. Los modelos políticos surgen del modo de ocupar un territorio, de ahí las diferentes teorías políticas del Estado. Estado es la expresión política de una manera particular de ocupar un espacio multidimensional caracterizado, flotando en su interpretación en la medida del avance de las fuerzas productivas.

Primitivismo colectivo ayer. Esclavismo sin desaparecer; feudalismo en relaciones agrarias; capitalismo con deformaciones tratando de superarlas, socialismo y comunismo como las grandes utopías, así se hable de ellas como las panaceas. Estos modos de ocupación son los que explican los modelos políticos como expresión de conservar, liberar, acomodar y especular con tendencias indescriptibles, por ello sesgar la apreciación en derechas, centros o izquierdas es una manera elemental de explicar los comportamientos humanos con fundamento en valoraciones imaginadas por adjetivos no sustanciales.

El progresismo es la expresión política más vanguardista del mundo contemporáneo, es capitalismo puro, es expresión de liberalismo comprometido con las relaciones económicas y su aprovechamiento pudiéndose afirmar que Petro es un supe liberal y Uribe un superconservador.Los polos no están ni a la derecha ni a la izquierda, estos se encuentran en la manera como cada individuo quiere aprovechar la riqueza sin importarle ideologizar su real pensamiento. Progresismo es liberar los mercados no solo en la producción de ingresos con equidad sino la forma de acceder a los servicios públicos que generan dignidad. Conservatismo es concebir el Estado como un aprovechamiento desigual de la riqueza para beneficio de unos pocos bajo el argumento dogmático del poder adquirido por linajes. El cambio o la diferencia hoy solo se mide en la tenencia de fortuna sin importar para nada como se consigue.

Se recomienda para los estudiosos de la Economía, que deberían ser todos, conocer las diferentes acepciones de desigualdad de ingresos o desigualdad vertical, confrontandola con la desigualdad horizontal o desigualdad de trato; desigualdad de acceso a bienes públicos. Para la Unilibre Pereira es sobresaliente aquellos personajes que ocupan posiciones y no aquellos que producen conocimiento y eso es desigualdad horizontal.
Lumica74@hotmail.com