Intocables, infalibles o extraterrestres

Jaime Castaño Torres
Columnista
No sé en cual de estos calificativos pretenden encuadrarse los señores periodistas tan enojados porque Inteligencia del Ejército había abierto unas carpetas de perfilamiento como llaman ahora al estudio del comportamiento de algún ciudadano, sea Ministro, Embajador o simplemente ciudadano y se hace para saber si son legítimas sus actuaciones.

Todos los países del mundo emplean esas investigaciones porque necesitan saber quiénes son sus amigos y sus enemigos y si lo último para poder seguir sus pasos pues todo sistema de gobierno tiene opositores y debe protegerse de alguna mala actuación de ellos y la defensa es permitida. Recuerde que hasta el peor criminal tiene derecho a la defensa. Los señores periodistas en su ejercicio no hacen nada distinto de perfilar las actuaciones del gobierno y sus funcionarios y esa es su razón de ser para denunciar lo que consideran errado.

Pero los abuelos en su sabiduría enseñaban que en una pelea “quien va a dar tiene que llevar costal para recibir” lo que en buen romance quiere decir que quien se siente autorizado para investigar a los demás está sujeto a ser investigado porque es un simple ser humano que cumple una función que cuando se refiere a un Estado, lo investiga

y éste puede saber para qué lo investiga y devuelve la misma moneda; Perfilamiento. La misma sabiduría enseña que “al buen pagador no le pesan prendas” lo que quiere decir que si su actuar es lícito no tiene que temer ni qué molestarse porque está haciendo las cosas bien. Luego no encuentro la furia de los periodistas si se perfilan sus actuaciones porque nadie puede estar por encima del Estado. No he podido entender el temor del Gobierno ante ese Quinto Poder y corre a condenar a los miembros del Ejército sin siquiera oírlos en descargos.

Eso es miedo incomprensible y una incapacidad de mandar. Si hay una denuncia investíguela y pregunte el por qué de la actuación y en ese caso la razón es elemental: Es considerado opositor y hay que conocer hacia dónde van sus actuaciones, si a fines legítimos o torticeros, porque no son infalibles ni extraterrestres sino considerados opositores. Si después de la investigación se demuestra que los militares hicieron algo ilegal entonces sancione y listo.

No entiendo al Comando de las Fuerzas y del Ejército que no hizo el mismo despliegue cuando esa misma Inteligencia y Contrainteligencia de su institución en septiembre pasado condujo al propio Presidente de la República a hacer el peor oso del mundo cuando le entregaron un dossier con pruebas chimbas de una actuación ds guerrillas que resultó ser un refrito fuera de lugar, ridiculizando no sólo al Presidente sino a la Majestad de la República que encarnaba en ese momento ante el mundo entero presente en esa Asamblea.

Esa sí fue una embarrada que avergonzó al país entero ante el mundo, pero no pasó nada trascendental, cuando a mi juicio ese sí era un caso para sacar a todo el mundo de esas dos partes de la institución porque esas sí son malas actuaciones que ameritaban la mayor y mas rápida sanción. No entendí al General Zapateiro anoche cuando se dirigió al país como cuando se está “vaciando la tropa” y dice que no permitirá investigaciones. ¡No señor! Su obligación es ordenar más investigaciones (oyendo a las dos partes como es debido) y tomar decisiones justas no simplemente apareciendo humillado por lo que no ha hecho malo.

Su deber es defender la Patria y si para ello es necesario investigar a cualquier ciudadano hágalo sin miedo porque esa es su función. ¡Mande y si en el mando se equivoca corrija porque somos humanos pero iguales ante la ley! No humille al glorioso Ejército para mantener una imagen que no es la de la institución que debe ser sagrada y defendida por usted como Comandante. Si el Cura no cree en la misa no tendremos esperanzas.

Deja un comentario