Hospital San Jorge, prioridad para el Gobernador

Augusto Mejía
Columnista

La Contraloría General de la República evidenció un detrimento patrimonial de $57.000 millones en varios centros médicos del país, las instituciones con mayores pérdidas son: a) El hospital de San Andrés y Providencia (1744 millones de pesos). b) El San Jorge de Pereira ($8353 millones). c) El San Francisco de Asís en Chocó ($576 millones). d) El Universitario de Sincelejo ($1662 millones). e) El hospital de Acandí, Chocó ($293 millones). f) El San Jerónimo de Montería ($27.165 millones). g) El San Rafael, Girardot, Cundinamarca ($310 millones). h) El Alejandro Próspero Reverend, Santa Marta ($5927 millones). i) El José María Hernández, Mocoa, Putumayo ($1242 millones). j) El Universitario de Santander ($1063 millones). k) Y el Luis Ablanque de la Plata, en Buenaventura ($9462 millones). (El Tiempo, Diciembre 15/2019). Para Víctor Manuel Tamayo, el gobernador de Risaralda, el hospital San Jorge de Pereira está quebrado por malos manejos. No solo tiene un acumulado de deudas con las EPS sino que lo que hay que hacer es sentarse a organizar muchos aspectos. Para el nuevo Gobernador del Quindío, Roberto Jairo Jaramillo, que es profesional en salud, el hospital de la Misericordia, que está en crisis por sus deudas, piensa acceder a los hospitales del Valle del Cauca, para que le referencien; como salieron de crisis similares.

De los once hospitales, de los 10 departamentos mencionados, el San Jerónimo de Montería es el que se encuentra en mayor estado de abandono y deterioro, segundo el Luis Ablanque de la Plata de Buenaventura, y un triste tercer lugar, para el San Jorge de Pereira; pero lo más lamentable es que la Perla del Otún, en donde naciera la acción comunal en Colombia, con la construcción del aeropuerto Matecaña, la Villa Olímpica y el mismo hospital San Jorge, en donde confluyeron las fuerzas cívicas mancomunadas, ahora el hospital esté al borde del colapso. Tanto el alcalde Maya como el gobernador Tamayo, tienen la responsabilidad inmensa de no dejar acabar nuestro hospital. Recordamos desde niños, que el romantiquísimo cantante mexicano Alfonso Ortiz Tirado vino a Pereira en una semana cívica, para ayudar a recolectar fondos para el hospital San Jorge, que comenzaba a florecer. ¿No podrían intentar nuestro Alcalde y Gobernador entrantes, que en unas nuevas Fiestas de la Cosecha, algunos recaudos fueran para salvar el hospital San Jorge?
augustomejiag@gmail.com