Escampavía

Juan Guillermo Ángel Mejía Columnista Marx condenó cualquier intento de construir un culto a la persona, nada más opuesto a la ideología colectivista, paradójicamente está práctica, esta prohibición, se convierte en solo una manera de disfrazar las realidades políticas y sociales, Stalin se convierte en el padrecito, rodeado de grandes pancartas, retratos, versos y poemas…

Contenido Exclusivo

Este contenido hace parte de nuestra edición digital exclusiva
para suscriptores.