El estancamiento de la construcción

Rodrigo Ocampo Ossa
Columnista
La construcción ha sido uno de los motores de la economía, pero desde hace 3 años sus indicadores están a la baja. El informe sobre su desempeño en 2019 reporta una caída del 1.5% con respecto al 2018 y las proyecciones para el presente no son las mejores, lo que no es coherente con el aumento de la población y del ingreso real. Por supuesto que no hay una sola causa para un asunto tan complejo, pero hay varios aspectos que podrían mejorar, entre ellos la estabilidad jurídica. El cambio continuo de normas legales y técnicas ha convertido la asesoría legal en un costo tan importante en los proyectos de construcción como los planos, y no es lógico.

Los tiempos de las licencias son absurdos; hace muchos años se crearon las curadurías urbanas para resolver ese problema que se había vuelto inmanejable, pero estamos en lo mismo, o peor, porque ahora se añadió el tema ambiental y el de riesgos en los cuales no hay claridad. Se suponía que cuando los planes de ordenamiento territorial estaban concertados con las autoridades ambientales, no se requería su intervención en las licencias. Pero la injerencia arbitraria de la procuraduría amenazando los funcionarios de las corporaciones con sanciones si no siguen su criterio, mas la presión de los grupos ambientalistas, están haciendo que el proceso de licenciamiento sea mas largo que el de ejecución y venta con un sobrecosto enorme, que en general se traslada al comprador final. Eso no es bueno para nadie y debe revisarse como un primer paso.

El siguiente será revisar los planes de ordenamiento en un asunto tan sencillo e importante como los usos del suelo: por alguna razón desconocida los planificadores que limitan alturas, permiten talleres de reparación de sombrillas en avenidas principales, y prohíben la existencia de varios establecimientos comerciales iguales en la misma calle, en contravía de la costumbre que tiende a concentrar la oferta por sectores. En economía hay una regla inmutable; cada tramite adicional, abre un canal de corrupción.