Ejemplo de amor

Rubén Darío Franco Narváez
Columnista

“En Riosucio: el cordón umbilical no se corta, sino que se alarga” (Eliana Medina Ramirez, Secretaria Social).

“Un río de solidaridad” está corriendo por el mundo desde la cuna de los riosuceños, por iniciativa de la nutricionista Mónica Restrepo de Tamayo -primera dama de ese municipio caldense-.

Riosucio, con su administración en pleno encabezada por el joven ortodoncista Marlon Alexander Tamayo Bustamante; secundado por la secretaria de Desarrollo Social Eliana Medina Ramírez y la Gestora Social (nutricionista) Mónica Restrepo de Tamayo, es ejemplo de amor por sus hijos en cualquier parte del mundo donde residan.

El sábado 2 de mayo 2020, confinados, los riosuceños participaron activamente de la Donatón “Un río de solidaridad”, acopiando 3100 mercados (2000 aportados por el Grupo Bolívar y Davivienda y los otros por la comunidad). Adicionalmente, 20 millones de pesos recolectados en alcancías y cuentas bancarias. Un verdadero “río de solidaridad” que inició la Primera Dama, recorriendo casa a casa, el teatro y la caseta del Carmen.

Se destaca el valioso aporte de la Secretaría Social con la base de datos sobre la población; el sector vulnerable, las personas en rebusque, los habitantes sin techo, con el objetivo de cubrirlos a todos en este encierro global obligatorio.

La unión de las comunidades de Nuestra Señora de la Montaña y Real de Minas de Quiebralomo, en ritual mágico de conjuro y ceremonias de las distintas manifestaciones culturales, fue el sello de nacimiento del Carnaval de Riosucio con la efigie del diablo.

Desde 1905 la hermandad es el común denominador de los riosuceños, siendo premiados por las autoridades nacionales que declararon “El Carnaval de Riosucio-Caldas: Patrimonio Cultural, Oral e Inmaterial de Colombia”. Es de allí, de ese manantial de amor, donde se entrelazan los corazones de los hijos riosuceños que vivan en cualquier parte del mundo. Somos testigos, conjuntamente con el Padre Nelson Giraldo Mejía, de las alentadoras ayudas para los numerosos riosuceños que viven en Pereira.

La Secretaria Social, confinada -en condición de embarazo-, desde su residencia, envió un verdadero mensaje de amor: “Queremos a todos los riosuceños en un cordón umbilical que no se corta, sino que se alarga. Aquí, estaremos esperándolos, con el corazón abierto, para abrazarnos en nuestros Carnavales de Riosucio, Caldas, Colombia”.