De tú a tú

Henry Carvajal Castro
Columnista

San Mateo: nuestro Parque. Y el pueblo despertó y junto salió de la somnolencia. La ciudad fue un coro, frente al Batallón San Mateo. Un espontáneo contingente y un himno, que grito: “San Mateo es nuestro… queremos hacer el gran Parque Central”. Fue una corriente cívica que enalteció la cita con el futuro. Un momento de civismo nuevo con la gente de ahora, que reverdeció las gestas del ayer. Y la entrega del Batallón San Mateo a las gentes de Pereira se hizo inminente.

Fue el momento en el que el colectivo matecaña alzó la voz, hermanando el sueño, para que San Mateo calara la bayoneta, defendiendo a la patria en La Virginia, retornándonos ese espacio vital en el nuevo centro de Pereira para forjar el parque de encuentro con el futuro de la nueva y gran ciudad.

Fue entonces cuando Juan Manuel Santos le dio el visto bueno a la primera arremetida cívica de los pereiranos, que querían un espacio de vida y recreación para desahogar la angustia, juntar los espíritus en ese espacio de encuentro con el pereiranismo de siempre. Pero esa promesa la ahogó el tiempo y aletargados nos hundimos en una pausa de la que nos despertó el candidato Iván Duque cuando ante gran número de pereiranos en su campaña presidencial, también se comprometió a entregarnos el Batallón: “San Mateo será una realidad para los pereiranos”, aseveró. Y ni Santos, ni Duque. Y ellos, con una amnesia conveniente. ¿Y nosotros? Sin una pizca de civismo, sin espíritu para luchar y reclamar con entereza por las conquistas de la ciudad.

El Gran Parque Central en San Mateo es la gran solución, por la carencia de vitales espacios recreacionales, en el que los pereiranos tendremos reparadoras pausas de la tarea diaria y un jardín de reencuentro con las amables y encantadoras gentes de su entorno que hoy, por miles, habitan la ciudad corazón. Reclamar San Mateo para hacer de él, el Gran Parque Central de Pereira, es una reto que no podemos eludir. Una causa en la que debe estar presente nuestro civismo. San Mateo, por decantación, será pulmón y el más hermoso centro del pereiranismo del mañana, si con respeto, pero enérgica y masivamente, reclamamos ante el Gobierno nacional lo que por derecho nos pertenece: El Batallón San Mateo, sede del Gran Parque Central de Pereira.
¿Por qué Pereira paga, pero no tiene Autopista del Café tramo Boston-Punto 30?