De tú a tú

Henry Carvajal Castro

Columnista

Yo decido, tú decides él decide y nosotros no decidimos,  ¿O sí? ese verbo y el lamento, es extraño hoy cuando las decisiones tienen peso específico, escaso  interés compuesto, un montón de personalismo y lo más doloroso, una nefasta ausencia de civismo para encarar con resolución las grandes obras que solucionen nuestra problemática de espacio público y movilidad, empezando por ese gran nudo gordiano de nuestra bella, pero sobresaturada 30 de Agosto.

Decisiones reividicantes, son las que tienen que tomar próximamente el alcalde Carlos Maya, el gobernador Víctor Manuel Tamayo, y los gremios, para determinar conjuntamente el gran plan de movilidad que mejore obteniblemente “La construcción conjunta y una gran visión para el próximo cuatrienio de  inversiones y aquellos objetivos que se tienen para el componente vial de Risaralda y especialmente para Pereira”,  empezado por la recuperación de nuestro territorio.

55 mil millones de pesos es el recaudo anual que de pronto y por 30 años más van a parar a manos de Sarmiento -más de lo mismo- lo que permitirá encarar una política vial y de movilidad centrada en Pereira, con ejes viales que seguramente empezará con la Doble Calzada Cerritos-La Virginia, glorietas en El Tigre-Bioparque Ukumarí, y fundamentalmente las plataformas norte-sur, de dos carriles, con mínimo 4 deprimidos, como obra determinante en todo el eje de la 30 de Agosto.

Pereira y el gran plan de movilidad está hoy en manos del Comité Intergremial de Risaralda, que preside Jaime Cortés Díaz e integran  el presidente de la Cámara de Comercio Jorge Iván Ramírez, el electo gobernador Víctor Manuel Tamayo y el alcalde de Pereira Carlos Maya. La esperanza es que se tomen la mejores decisiones con Cerritos II, apliquen modernos conceptos de desarrollo vial que mejoren y no agudicen el delicado problema de movilidad y que Pereira, sobre todo, no salga afectada como pasó con la Autopista del Café o con una 30 de Agosto que construyó con sus propios recursos y de un momento a otro pasó a manos de un gobierno central, que nunca atendió nuestras demandas e hizo caso omiso a las sugerencias pertinentes para mejorar la movilidad, la de la ciudad, Eje Cafetero, Valle-Antioquia-Chocó, porque por ella se mueve gran parte de la economía del suroccidente y centro de Colombia. Pilas Pereira: Vigilantes con el Peaje de Cerritos, que ya lo está rondando el Sr. Angulo.

¿Por qué Pereira paga pero no tiene Autopista del Café tramo Boston-Punto 30?