¿Cuál la verdadera intención de los paros?

Alvaro Ramírez González

Columnista

Mientras los directivos de las marchas, los paros, los bloqueos y el vandalismo asisten al Palacio de Nariño, envalentonados y convencidos de que tienen arrinconado al gobierno, no se han dado cuenta que son una gran minoría dirigidos por el candidato perdedor y que han logrado crear un bloque enorme de indignación entre la gran mayoría de los colombianos que queremos transitar sin bloqueos, trabajar y rechazamos ese burdo sistema de pretender imponer sus cosas a punta de joderle la vida a los demás, bloqueando su movilidad y destruyendo patrimonios público y privado.

Recapitulemos; en la primera entrada al Palacio de Nariño, propusieron sólo dos cosas que nada tienen que ver con las reivindicaciones sociales.

Desmantelar el ESMAD (léase poder destruir las ciudades sin límite alguno.)

Que el Gobierno les entregue y les pague una emisora de cubrimiento nacional. Ese Gobierno “arrinconado”, les respondió con un rotundo ¡no!

Pregunto a mis lectores: ¿les parece que esas demandas ayudan a las reivindicaciones sociales o a Gustavo Petro en su desesperada y complicada aspiración presidencial?

No contentos con eso ahora resolvieron que la mesa de conversación con el gobierno se debe llamar “¡mesa de negociación!”

Mejor dicho, quieren convertir esa mesa en una Constituyente, donde lo acordado allí, supere el plan de desarrollo de Iván Duque por el cual votamos 10.3 millones de colombianos.

Eso no lo aceptará el Gobierno y será un nuevo “pretexto” para seguir su cruzada de agitación y bloqueos.

A pesar de las inequidades que tiene el país, las demandas de los marchantes están muy flojas.

No existe reforma laboral.

No hay reforma pensional.

Nunca se pensó siquiera en liquidar a Colpensiones.

El holding financiero no es otra cosa que unificar varias empresas estatales dispersas buscando mejor gobernanza.

El presupuesto de educación fue recientemente negociado con los estudiantes y fue muy generoso.

Van ya tres o cuatro entradas inútiles al palacio de Nariño sin acuerdos, dada la insensatez y la volatilidad de los pedidos.

Francamente creo que los marchantes con Petro a la cabeza quieren a base de agitación y terrorismo ganar lo que perdieron en las urnas.

¡Por que son minoría!

alrgonz@yahoo.es