Árbol

Lisandro René López Martínez
Columnista

“Los árboles son santuarios”, escribió el poeta y filósofo alemán Herman Hesse. “Cuando hayamos aprendido a escuchar a los árboles, nos sentiremos en casa. Eso es la felicidad”.

En su libro “Árboles: reflexiones y poemas”, Hesse ve a los árboles desde un punto de vista filosófico y establece la importancia que tienen para nociones esenciales como la verdad, la belleza, el hogar, el sentido de pertenencia o la felicidad.

Hago esta evocación para aplaudir la iniciativa de la Administración Municipal de continuar con el proceso de arborización y adecuación en diferentes espacios de la ciudad con especies como: Acacia amarilla, guayacanes, nogal cafetero, mango, palmas (zancona, cubana y real), madroño, ébano ornamental entre otros. Vale recordar que a la fecha se han sembrado más de 50 mil árboles en toda la ciudad y en el país serán sembrados más de 50 millones de árboles durante el resto del cuatrenio de este gobierno nacional.

La práctica del shinrin-yoku, el término japonés para inundarse de la “atmósfera del bosque”, está de nuevo en boga como una forma popular de prevenir y curar enfermedades dentro de la medicina japonesa.

La idea de abrazar árbol comenzó en India en 1730 con la rebelión de las fieles de una secta que veneraba la naturaleza. Ser un “abrazador de árboles» está considerado como un “insulto” por sus connotaciones hippies pero sus orígenes se remontan a la India de 1730. Un grupo de poder en el país quería construir un nuevo palacio a las afueras de Jodhpur, que a su vez era hogar de fieles de la secta naturista Bishnoi.Los maharajá ordenaron derribar algunos árboles milenarios pero una mujer, Amita Devri, junto a otras seguidoras de la secta de los bishnois, se aferró a los árboles rodeándolos con sus manos y piernas para protegerlos de los camiones. Finalmente, las 353 protestantes murieron en el incidente.

Sembremos árboles y sembremos sin descanso: frutales, maderables, ornamentales, de sombra. Hagamos una verdadera revolución de la semilla.
Feliz Navidad.