17.4 C
Pereira
domingo, junio 16, 2024

SOLEMNIDAD DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD

Es tendencia

¡Y refundaron a Claudia!

¿Y quién controla?

- Advertisement -

Evangelio: Mt 28,16-20

En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Al verlo, ellos se postraron, pero algunos vacilaban. Acercándose a ellos, Jesús les dijo: «Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra. Id y haced discípulos de todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.»

Palabra del Señor

REFLEXIONEMOS JUNTOS

9EL NOMBRE DEL PADRE Y DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO

¿Cómo se comunicaba Jesús con Dios?, ¿qué sentimientos se despertaban en su corazón?, ¿cómo lo experimentaba día a día? Los relatos evangélicos nos llevan a una doble conclusión: Jesús sentía a Dios como Padre, y lo vivía todo impulsado por su Espíritu.

 

Jesús se sentía «hijo querido» de Dios. Siempre que se comunica con él lo llama «Padre». No le sale otra palabra. Para él, Dios no es solo el «Santo» del que hablan todos, sino el «Compasivo». No habita en el templo, acogiendo solo a los de corazón limpio y manos inocentes. Jesús lo capta como Padre que no excluye a nadie de su amor compasivo. Cada mañana disfruta porque Dios hace salir su sol sobre buenos y malos.

 

Ese Padre tiene un gran proyecto en su corazón: hacer de la tierra una casa habitable. Jesús no duda: Dios no descansará hasta ver a sus hijos e hijas disfrutando juntos de una fiesta final. Nadie lo podrá impedir, ni la crueldad de la muerte ni la injusticia de los hombres. Como nadie puede impedir que llegue la primavera y lo llene todo de vida.

 

Fiel a este Padre y movido por su Espíritu, Jesús solo se dedica a una cosa: hacer un mundo más humano. Todos han de conocer la Buena Noticia, sobre todo los que menos se lo esperan: los pecadores y los despreciados. Dios no da a nadie por perdido. A todos busca, a todos llama. No vive controlando a sus hijos e hijas, sino abriendo a cada uno caminos hacia una vida más humana. Quien escucha hasta el fondo su propio corazón le está escuchando a él.

 

Ese Espíritu empuja a Jesús hacia los que más sufren. Es normal, pues ve grabados en el corazón de Dios los nombres de los más solos y desgraciados. Los que para nosotros no son nadie, esos son precisamente los predilectos de Dios. Jesús sabe que a ese Dios no le entienden los grandes, sino los pequeños. Su amor lo descubren quienes le buscan, porque no tienen a nadie que enjugue sus lágrimas.

 

La mejor manera de creer en el Dios trinitario no es tratar de entender las explicaciones de los teólogos, sino seguir los pasos de Jesús, que vivió como Hijo querido de un Dios Padre y que, movido por su Espíritu, se dedicó a hacer un mundo más amable para todos.

José Antonio Pagola

 

DESDE EL VATICANO

El Papa: La belleza del ser humano no está sujeta a tendencias de la moda

La mañana de este jueves, 23 de mayo, el Santo Padre recibió en audiencia a los participantes en la Conferencia de cirugía promovida por la Asociación de Exalumnos del profesor Ivo Pitanguy (AEXPI). A ellos, el Pontífice les pidió que, “como hombres, como médicos y como cristianos tengan siempre presente la verdad íntima del hombre”.

Vatican News

 

“Nuestros rostros están destinados a reflejar una belleza que va más allá de la que se puede percibir con los ojos del cuerpo”, esta fue la exhortación del Papa Francisco a los participantes en la Conferencia de cirugía promovida por la Asociación de Exalumnos del profesor Ivo Pitanguy (AEXPI), a quienes recibió en audiencia la mañana de este jueves, 23 de mayo, en la Sala Clementina del Vaticano.

 

Un servicio discreto en favor de los demás

A los miembros de esta Asociación – que fue fundada en Brasil en 1974, con la finalidad de promover y estimular los conocimientos médicos y científicos, especialmente en el área de la cirugía plástica – el Santo Padre les agradeció por “el servicio discreto” que desarrollan en favor de los más pequeños.

 

“En uno de sus proyectos de cooperación ustedes tratan de dibujar la sonrisa en los rostros de tantos niños enfermos y, ayudándoles, la llevan también a sus familias y, en cierto modo, a toda la sociedad. Les agradezco este servicio discreto en favor de los demás”.

No se puede desfigurar lo íntimo del hombre

Y al recordar que, “nuestros rostros están destinados a reflejar una belleza que va más allá de la que se puede percibir con los ojos del cuerpo”, el Papa Francisco pidió a estos profesionales que, como hombres, como médicos y como cristianos tengan siempre presente la verdad íntima del hombre.

 

“Una hermosura que no está sujeta a tendencias programadas por el negocio de la moda, por el negocio de la cultura, por el negocio de la apariencia, sino que entronca con la verdad del hombre, con su ser más íntimo, que no podemos desfigurar”.

 

Nosotros reflejamos la gloria del Señor

Al respecto, el Pontífice recordó las palabras de San Pablo cuando dice a los Corintios: «Nosotros, en cambio, con el rostro descubierto, reflejamos, como en un espejo, la gloria del Señor, y somos transfigurados a su propia imagen».

 

“Que esta verdad guíe siempre nuestra mano, para llevar al mundo esa imagen de Dios impresa en nuestro ser, en las buenas obras, en el amor que se entrega, en el amor que se difunde”.

Jesús nos muestra su verdadera imagen y la nuestra

Finalmente, el Papa Francisco destacó que la Escritura nos presenta a Jesús, como el «más hermoso de los hombres» y como aquel que a causa del sufrimiento llegó a verse tan «desfigurado que su aspecto no era el de un hombre y su apariencia no era más la de un ser humano».

“Jesús nos muestra en esta paradoja su verdadera imagen y la nuestra, que pasa por el camino de la cruz, por la aceptación de nuestra pequeñez, para llegar a una gloria perenne, a una esperanza que no defrauda ni se marchita”.

 

UN MES DE DESAPARECIDO

Este fin de semana se cumplió el primer mes de la desaparición forzada del Padre Darío Valencia Uribe, el Obispo de Pereira, Monseñor Rigoberto Celebró una Eucaristía pidiendo por la vida del sacerdote a la vez que recordó que no dejaremos apagar su memoria y recordó que se esta realizando el trabajo de investigación y que todos esperamos que se esclarezcan los hechos. Desde su desaparición, el Obispo de Pereira, ha realizado celebraciones por el sacerdote, se reunió con los sacerdotes cercanos al municipio de Risaralda de donde es oriundo el Padre Darío, en la zona urbana de la Diócesis invito a todos los sacerdotes a realizar un Vigilia Eucarística en cada parroquia y para el mes de junio se tiene planeado invitar a toda la comunidad a una Gran Velatón, donde todos estemos unidos en oración.  El Padre Darío fue Párroco el Purembará, la zona indígena de la Diócesis, también ejerció como párroco en San Martin de Porres, la Valvanera y como Rector del Seminario Mayor y la Universidad Católica de Pereira, últimamente se desempeñaba como párroco en la Comunidad de María Auxiliadora y fue allí donde fue visto por ultima vez. Su desaparición forzada a causado un gran un gran Dolor no solo en su comunidad parroquial, sino, también en el seno de su familia y del clero diocesano. Al cumplirse hoy 32 días de su desaparición seguimos orando como comunidad creyente y pedimos al Señor Jesus que nos ayude a salir de esta incertidumbre.

 

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -