20.4 C
Pereira
martes, julio 16, 2024

Sin mesa

Es tendencia

DOBLE ESTÁNDAR

EN LA COPA

- Advertisement -

Lisandro René López Martínez
Columnista

Cultura de la Mesa: formación de hábitos alimentarios necesarios para mejorar la calidad de vida , que sirva de base y permita a la población la adopción de actitudes, prácticas, ritos, formas de cortesía, dirigidas a desarrollar afectos alimentarios saludables, teniendo como complemento el tejido de las narrativas familiares.

Hoy en día aparecen nuevas teorías sobre la alimentación, la nutrición dirigida al cuerpo físico perfecto y con ello, todo tipo de dietas con múltiples horarios, e igualmente, la presencia impenitente de los medios tecnológicos. Como resultado, la Mesa está desapareciendo como rito cultural inmaterial y el vínculo comunicacional que generaba en las familias el tiempo de la alimentación, como escenario del encuentro y el dialogo cotidiano, es cada día más invisible.

Un componente indispensable para que el acto de comer constituya una práctica alimentaria saludable es que sea fuente de placer, en tanto satisface las expectativas del individuo en relación a sus gustos y preferencias. Esta convergencia es la esencia bio-psico-social que le da carácter humanístico y calidad a la nutrición humana y lo que las diferencia de la alimentación animal.

Es pertinente comenzar a tejer nuevamente las bases de una Cultura de la Mesa, una educación del paladar que condicione la formación de hábitos en correspondencia con una alimentación saludable: tarea conjunta entre el hogar y la escuela. Para el ser humano, comer es más que alimentarse, comer es una fuente fundamental de interacción social y familiar y por ello reviste un significado cultural inmaterial, ético y moral, que a veces nada tiene que ver con la nutrición.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -