21 C
Pereira
martes, julio 23, 2024

Sí o sí, debemos hacer el esfuerzo de leer a Taleb

Es tendencia

- Advertisement -

Julián Cárdenas Correa

Columnista

Uno de los autores más reconocidos, leídos y polémicos a nivel mundial desde la primera década de este siglo, es Nicholas Nassim Taleb, autor de Existe la Suerte, El Cisne Negro y Antifrágil, entre otros libros.

Ya he escrito varias veces respecto a él en este espacio, pero creo que en nuestro país sigue siendo muy poco leído, y ni se diga en nuestra ciudad.

Aunque luce exagerado manifestar que debería darse un sentido de urgencia en cuanto a la lectura de un autor, así Taleb resulte complejo de leer según algunos, en este caso sí estoy convencido de que líderes políticos, empresariales, académicos, “expertos en riesgos” y actores de la vida regional y nacional, deberían, no sólo leerlo, sino hablar más de él, recoger sus ideas y divulgarlas y asirlas al día a día de todos nosotros.

¿Por qué deberíamos decir esto sobre un autor? Porque es quien acuñó el término antifrágil y no sólo lo definió, sino que ha desarrollado toda una teoría que sustenta el concepto en casi todos los ámbitos de la vida.

Aquí la idea que expone los motivos para esta columna: Veníamos en 2019 con una economía que se recuperaba bien de unos precios del petróleo excesivamente bajos y que tras diez años de la Gran Recesión (2008), empezaba a transitar una senda de estabilidad relativa. No obstante desde la llegada al poder de Trump se había dado una amenaza a ese crecimiento, con sus políticas y discurso antiglobalización; no obstante no había algo excesivamente dramático. Llegó la pandemia y sobra hacer referencia a “toda el agua que ha corrido bajo el puente”. Tuvimos dólar por encima de Col$4.000 varias semanas, y casi un shock de oferta y de demanda que amenazó tanto a la economía, como las condiciones de vida en términos generales.

Estábamos asomando cabeza y el principal problema dejó de ser el shock de baja demanda y baja oferta, a ser el aumento de precios del petróleo y en general una especie de estrés generalizado en la cadena de suministro mundial que hizo que, ya no fueran esas las preocupaciones, sino que en un periodo de postpandemia, el aumento acelerado de consumo, hiciera que escasearan muchos bienes y se disparara la inflación.

¿Cuál era el principal problema para el mundo en los últimos meses? Aumentar el ritmo y el porcentaje de vacunación, controlar la inflación y gestionar la estrechez en la cadena de suministro.

Pero: ¿Cómo podemos asimilar que surja una nueva variante del virus, que amenace de nuevo todo este escenario? En un día o dos, pareció que los nubarrones de inflación y cadena de suministro, podrían desaparecer para volver a contemplar cuarentenas y todo un nuevo retorno hacia inicios de 2020.

Ese nivel de incertidumbre enloquece, o por lo menos, debemos reconocer nuestras limitadas facultades para hacerles frente. Sólo hay una posibilidad y no es otra que la que plantea el Antifrágil de Nassim Taleb.

Preocuparnos por todo lo que puede pasar, ya lo vemos, no nos sirve de mucho… es mejor prepararnos para lo peor… o sea, hacernos antifrágiles. Robustesernos ante la adversidad. Fácil decir… quizás no tanto hacerlo.

Pero la guía y los planteamientos están.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -