19.9 C
Pereira
domingo, julio 14, 2024

Señores comandante de la policía y secretarios, llegó la pólvora

Es tendencia

- Advertisement -

Jorge Eduardo Murillo

Columnista

Suena a disco rayado tener que escribir esta columna, sobre todo dirigida a funcionarios de alta envergadura y trayectoria, pero todos los años sin excepción sucede lo mismo y la palabra “quemados por la pólvora” se volvió parte del paisaje, siempre echándole la culpa al descuido de los padres y de los niños. No busquemos el ahogado río arriba, no espero a enero para oír estadísticas de disminución de tragedias, aceptando el indicador que es bueno, pero los resultados en la integridad de las personas, es nefasto. A pesar de que las autoridades sacan pecho con su gestión, los hospitales se llenan y los noticieros sacan unas imágenes que producen dolor. Por eso aplico la cantaleta unos días antes de iniciarse el posible dolor. Desde que me conozco cuando llega la temporada decembrina, es grato llegar a la época por los regalos, la integración familiar, los villancicos, la natilla y los buñuelos; pero no olvidamos nunca la famosa frase de “cuidado con la pólvora”.

Con el pasar de los años a esa frase no se le para bolas y se hace caso omiso a los padres, profesores y autoridades; sí ha disminuido el uso masivo de la pólvora, pero desde finales de noviembre hasta los primeros días de enero, no hay noche ni madrugada que no se oiga el ruido de ese mal. No hay temporada donde los noticieros dejen de pasar las tristes noticias de niños y adultos que pierden sus ojos, sus dedos o parte de su cuerpo; es dramático ver esos cuadros dantescos donde miles de familias nunca olvidarán el momento en que cualquier artefacto de pólvora acaba con la felicidad de millares de personas. Lo que no se puede entender es que, sabiendo el origen del mal, las autoridades sean laxas con lo que podría ser la solución; la venta ilegal de pólvora es bien conocida y la policía sabe quienes la expenden, pero año tras año su falta de autoridad es evidente, siempre hay tragedias con el uso de la pólvora. Estamos pronto a empezar la temporada de fiestas de fin de año y valdría la pena que gobernador y alcalde con sus respectivos secretarios de gobierno, llamaran al comandante de la policía y lograran el compromiso de combatir de frente este flagelo y permitir por primera vez una navidad sin accidentes ocasionados por la venta y uso ilegal de la pólvora. Es una cruzada necesaria y la ciudadanía siempre agradecerá esta gestión, no le echemos la culpa al explosivo, la culpa es de quien lo expende o de la autoridad que pecan por su omisión.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -