16.4 C
Pereira
miércoles, abril 17, 2024

Señora

Es tendencia

- Advertisement -

Héctor Tabares Vásquez
Columnista

Merkel, ícono del liderazgo actual, transportada a los vericuetos de un examen periodístico. Uno se pregunta por qué ella y ahora, siendo muy lejana a nuestra identidad cultural, además exaltando un género y dejando a otros de lado. Cuestionamiento apenas obvio dadas las condiciones de toda índole, especialmente de tipo discriminatorio. Así, desenchufados de un machismo anacrónico, perverso y nocivo, haciendo caso a las recomendaciones de un sabio y gran amigo, emprendimos la lectura de un buen texto, en aras de generarle salida a la predilección de un trabajo bien elaborado, serio, preciso, como lo describe el prologuista, Juan Esteban Constain, cuyo solo comentario  bastaría para  valorar la calidad de la labor ejecutada, en cabeza de  connotadas cronistas colombianas, metidas de lleno en el panorama alemán.( 1 ) Esto resultaría  suficiente en el cometido de referirse a un libro escrito a dos manos, caracterizado en el rigor de la misma prensa, pero también de la literatura. Adentrarse en el ejemplar de las paisanas es un intento de sumirse en temas de hondo calado, no exclusivamente en materia política o un relato más y la ojeada a una simple biografía del personaje. Es en mucho superior y lo traslada a un ámbito universal, al multilateralismo, a conocer en mayor escala el escenario de una problemática europea, dotada de todos los incordios propios de una época crucial, complementada y adosada al fenómeno climático, el medio ambiente, el feminismo.

Quizás en ese trasegar de meterse en la obra  posibilita la ocasión de ilustrarse alrededor de unos asuntos seguramente ajenos a  los avatares del entorno y de esta parte del continente, empero indudablemente asaz útil en el propósito de ser menos ignorante respecto de los sucesos acaecidos en una civilización de una dimensión distante y esquiva a la manera coloquial de resolver los entuertos regionales. Impresiona advertir todo el proceso de una  celebridad supuestamente ajena a los andurriales de la gobernabilidad, máxime cuando estamos acostumbrados a movernos entre una maraña de resabios y de vicios emparentados con el Estado, de corrupción, maquinarias desgastadas y en crisis. Del ensayo nos queda una grata e insoslayable admiración hacia quien supo dirigir una existencia de modo pulcro, modesto, impasible frente al insulto y la grosería, orientando sus pasos en un sentido ético y religioso, poniéndolos al servicio de su país y de las masas. Al punto, no es correcto mostrarse indiferente en relación a algunos de los sobresalientes ítems que rodearon las excelentes actuaciones en el rol de persona y en el de estadista. Igualmente y de ponderado paradigma, lo expresado en atención a la inquietud de alguien acerca de los orígenes, la consideración reiterada y constante de no olvidarse nunca de ellos. Una dama integra, austera, impecable en la forma de comportarse ante las gentes y la población, sobria (herencia protestante) y recatada en la mejor extensión de la palabra.

(1) SALAZAR FIGUEROA, Patricia. MENDOZA WEBER, Christina. ÁNGELA MERKEL. Intermedio Editores. 2019.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -