19.4 C
Pereira
jueves, abril 25, 2024

SEMANA SANTA EN EL PAISAJE CAFETERO

Es tendencia

- Advertisement -

Semana Santa ya no es solo tiempo para la reflexión sobre nuestras creencias y rituales en torno al creador y nuestra vida espiritual.  Es también para quienes dedican esta temporada al descanso y relax, una oportunidad sinigual de tener una experiencia profunda con la “Creación Divina”  descubriendo el poder que para el restaurar  la mente, el cuerpo y espíritu tienen algunos de los santuarios naturales de flora y fauna con que cuenta el Paisaje Cultural Cafetero Colombiano y comprobar además el encanto que producen los sonidos del viento, el agua y la sinfonía de las aves que surcan con sus trinos y colores el firmamento de este paraíso andino.   Entre estos santuarios naturales se destacan:  el Santuario Otún Quimbaya; los Parques Nacionales Naturales de los Nevados y Tatamá; el los valles del Cocora en el Quindio y el de la Samaria en Salamina -Caldas, así como los Parques Regionales a cargo de las Corporaciones regionales de la zona.  A este contacto con la naturaleza, se suman los pueblos de encanto por su arquitectura y color;   los parques temáticos; las fincas hoteles cafeteras y toda la tradición y cultura que se desprende de la gastronomía típica, la experiencia cafetera y actividades llenas de aventura que permiten descubrir y explorar la magia y encanto de esta región  como el aviturismo, el senderismo, el ciclomontañismo, el parapente, el balsaje, el trekking, entre otras experiencias que dejan huella en la mente y en el corazón de quienes las realizan. Si bien es cierto es variado el menú de opciones de aventura que el Eje Cafetero ofrece para esta temporada de vacaciones, también lo es que existe una manera muy diferente de vivirlo y sentirlo en esta época de días santos.  A los rituales tradicionales que la comunidad católica tiene la posibilidad de acceder con las procesiones y ceremonias que evocan la vida, pasión y muerte de Jesús, se suma la de vivir una experiencia sublime con sus principales joyas arquitectónicas religiosas llenas de historia y de cultura como las catedrales de Pereira, Armenia y Manizales, o la singular y excepcional belleza de la Basílica de Salamina en el norte de Caldas. El cementerio de Marsella, el monumento al Cristo Rey de Belalcázar y el singular y cautivador estilo por su arquitectura gótica, de los Iglesias de los Agustinos en Manizales y  la de San José en Pereira, entre muchas otras obras maestras que se nos quedan en el tintero pero que los amantes del arte podrán disfrutar desde una mirada celestial.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -