14.2 C
Pereira
lunes, julio 22, 2024

Se recalienta el liderazgo mundial (I)

Es tendencia

- Advertisement -

Augusto Mejía
Columnista
En el nro. 226 de la Universidad Nacional de Colombia, aparece un interesante artículo de Vanina wWelp, investigadora asociada del Centro para la Democracia Albert Hirschman, Instituto Universitario de Altos Estudios Internacionales, Ginebra (Suiza), titulado ”El desconcierto de las naciones” en donde afirma que “la pandemia es el catalizador de una crisis mundial que acelera la consolidación de China como actor global frente a la pérdida de liderazgo de Estados Unidos”; y a renglón seguido, sostiene Vanina que “en América Latina la pandemia se presenta en un momento de gran debilidad de la mayoría de los gobiernos, que no han conseguido encauzar las demandas sociales que hasta comienzos del año mantenían movilizados en las calles amillones de ciudadanos”.

Con relación a lo primero, Antonio Albiñana, en su columna del domingo 5 de julio, en El Tiempo de Colombia, la que titula “Avance imparable de China” y ante un mundo sin rumbo; sin duda, el fenómeno político internacional más destacado de las últimas décadas, es el ascenso de China a primera potencia comercial del mundo, su auge en diversos aspectos de la geopolítica y el impacto de la influencia en los 5 continentes”. La Investigadora Vanina Welp, sostiene que estamos frente a un mundo más multipolar, con más tensiones y más presiones y ante las respuestas del Covid-19, interrogadas 120.000 personas en 53 países del orbe, consideraron que más del 60% China respondió mejor que EE.UU. con tan solo el 30%.

En La América toda, la mala gestión de los populistas (Bolsonaro y Trump) seguramente les costara las próximas presidencias, y probablemente en Europa, sus líderes de extrema derecha, tampoco se identifican con los populistas americanos. La Unión Europea, continúa atrapada en sus tensiones internas, entre los países del Sur, como España e Italia; y los del Norte, en donde unos se resisten a una mayor integración Europea, resistida por los partidos de derecha radical. Afortunadamente, dos grandes naciones: Alemania y Francia, han entendido que no pueden dejar que Europa colapse frente a los egoísmos extremos como los de Inglaterra, que parece haber tomado un camino equivocado, cuando su primer ministro quiso plagiarle a Trump. De América Latina, nos ocuparemos en nuestra próxima columna.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -