19.4 C
Pereira
miércoles, junio 19, 2024

“Santos no leyó lo que firmó”

Es tendencia

- Advertisement -

El siguiente es el párrafo del Acuerdo de paz que, Según Álvaro Leyva, excanciller de las Farc y excanciller de Gustavo Petro, faculta a este último para citar una asamblea constituyente o “un acuerdo político nacional”:

“Por lo anterior, el Gobierno de Colombia y las FARC-EP, con el ánimo de consolidar aún más las bases sobre las que edificará la paz y reconciliación nacional, una vez realizado el procedimiento de refrendación, convocará a todos los partidos, movimientos políticos y sociales, a todas las fuerzas vivas del país a concertar un gran ACUERDO POLÍTICO NACIONAL encaminado a definir las reformas y ajustes necesarios para atender los retos que la paz demanda, poniendo en marcha un nuevo marco de convivencia política y social”

Aunque la Corte Constitucional y el Congreso de la República se refirieron a que no es constitucional una asamblea constituyente fundamentada en el Acuerdo, Leyva y el exfiscal Montealegre insisten en que Petro puede hacerlo.

Cuando escribí sobre el Acuerdo de paz en 2016, señalé que se votó por una gran mayoría de colombianos sin haberlo leído y, la mayoría de los pocos que lo leyeron, habrían necesitado la asesoría de expertos en Derecho Constitucional y Economía para entenderlo. Hoy tendría que agregar que los colombianos necesitábamos, además, ser expertos en enfoque de género, teoría Queer, posmodernismo y Derecho Internacional. Las FARC “le metieron un gol al expresidente Santos” –Como dice Leyva— y al pueblo colombiano, con la complicidad del Congreso y la Corte Constitucional.

También había escrito que el expresidente Santos no tenía la menor idea de lo que estaba firmando porque aseguraba que “la ideología de género no existe”, según apareció en dos titulares de la versión virtual de la revista Semana, dirigida entonces por su sobrino, en mayo de 2016.

Por otro lado, la definición de enfoque de género del Acuerdo es completamente ambigua para engañar a los colombianos y a la Corte Constitucional, que también cayó en la trampa: “En el presente Acuerdo el enfoque de género significa el reconocimiento de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres y las circunstancia especiales de cada uno, especialmente de las mujeres, independiente de su estado civil, ciclo vital y relación familiar y comunitaria, como sujeto de derechos y protección especial”.

Nótese que no habla de la Comunidad LGBTIQ+; hombres y mujeres no son géneros, sino sexos. Sin embargo, la Corte Constitucional sigue aplicando la versión posmoderna del enfoque de género o teoría queer que niega toda identidad porque todos somos transgéneros y, por tanto, cualquier hombre puede declararse mujer ante un notario y pensionarse con las condiciones de ellas: 57 años y mil semanas de cotización.

No solo Santos no leyó lo que firmó, sino que hasta la misma Corte y el Congreso de la República no entendieron los puntos claves del Acuerdo. Todo lo que hace la izquierda es tramposo. Los colombianos somos muy ignorantes, gracias a Fecode y al pésimo sistema educativo.

Para estar informado

- Advertisement -

1 COMENTARIO

  1. el pueblo le dijo que no a ese acuerdo de paz, desde ahi empezo ilegal, y dijo que no por las «ventajas» que se les daba a los guerrilleros. entonces si a eso vamos todo lo que se hizo de ahi para delante no tiene validez.
    con el 84% de desaprobacion petro quedara en la historia del peor presedinte que jamas haya tenido colombia, que conste hemos tenido presidentes no malos , perversos, fuera petro y toda su corte

Los comentarios están cerrados.

- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -