Santos atacados

Julián Cárdenas Correa Columnista Suponga querido lector que tiene un empleo estable y aunque muy subjetiva la escala, que es bien remunerado. Suponga que decide renunciar a ese empleo y sacrifica la estabilidad y la tranquilidad que ello le reporta y se aventura a emprender, es decir, pasa de la tranquilidad y la estabilidad de…

Contenido Exclusivo

Este contenido hace parte de nuestra edición digital exclusiva
para suscriptores.

Compartir