18.9 C
Pereira
sábado, junio 22, 2024

Sacudiendo botellas de Coca Cola.

Es tendencia

- Advertisement -

Señala el psicólogo Daniel Kahneman, premio nobel de economía, que el “Yo que recuerda, no es el mismo Yo que siente”. Por ejemplo, no es el mismo Yo aquel que se divorcia, de aquel Yo que recuerda los buenos momentos del matrimonio. El Yo que se divorcia es el que siente y la intensidad de ese que siente, nunca se acercará a la intensidad de lo que recuerda, cuando recuerda.

Podemos aplicar este análisis de Kahneman, al ministro de Salud y a los miembros del Pacto Histórico en lo que se refiere a la crisis por covid que vivimos entre 2020 y 2021. Los Yo de los miembros del Pacto Histórico que sentían en estos años, eran los que pedían vacunas urgentes y multiplicar las unidades de cuidados intensivos. Esos Yo que sentían eran vehementes con el Gobierno de Iván Duque y su ministro de salud.

Unos años después, el Yo que recuerda de los miembros del Pacto Histórico, incluido el ministro de salud actual, se distancia tanto de ese pasado inmediato que ve en el aumento de camas para cuidados intensivos un vulgar negocio y en las vacunas, excepto las chinas, un experimento a gran escala en el que no nos harán nada bueno a los que nos vacunamos.

Pero más allá de la explicación lógica que la sicología puede darnos, de acuerdo con lo antes expuesto; es también evidente que gran parte, además de las diferencias del Yo que recuerda y del Yo que siente, del actuar de los miembros del Pacto Histórico, está influenciado simplemente por el odio, la envidia y el resentimiento.

No tenemos que asirnos de herramientas sicológicas. Quizás es más sencilla la explicación para el actuar de Petro, el ministro Jaramillo y todos sus allegados, que  quizás simplemente les gusta ver arder el mundo.

Hay un video en redes sociales en el que se ve a una niña de unos diez años que está en un supermercado y se para en el pasillo de las Coca Cola y toma una a una y las sacude y bate con fuerza y los que citan el video se burlan porque esa niña es una futura incendiaria en el mundo. La niña sabe qué pasará cuando los compradores de esas Coca Cola abran esas botellas… Eso es el Pacto Histórico, esos que toman las botellas esperando que alguien se salpique, que alguien se haga daño, que alguien sufra, que alguien pague las consecuencias de “su mala crianza”.

Dos frases que anhelaría que nuestro gobierno actual leyera y aprehendiera: “La gente inteligente aprende de todo y de todos. La gente promedio de sus experiencias. Los idiotas ya tienen todas las respuestas”. Y esta otra: “El secreto del cambio es centrar toda tu energía, no en luchar contra lo viejo, sino en construir lo nuevo”. Ambas son de Sócrates y ambas o dicen o desdicen según nos sirvan del lente para analizar personas. Es evidente que los miembros del progresismo actual en nuestro país, se alejan mucho del filósofo griego.

Termino con esta frase que no recuerdo quién la dijo con evidente ironía: Los seres humanos somos muy buenos haciendo predicciones, sobre todo acerca del pasado. Es evidente que el presidente y su ministro de salud y otros tantos de ellos, son buenísimos haciendo predicciones sobre el pasado.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -