23 C
Pereira
jueves, julio 25, 2024

S.O.S. por los Embera Chamí

Es tendencia

¿SERÁ POSIBLE?

PARADIGMAS CIUDADANOS

Busca por dentro

- Advertisement -

Walter Benavides Antia

Columnista

Sobre los Embera Chamí. Por no hablar y escribir bien español, son el menor porcentaje de asalariados en el sector privado, empujados a la mendicidad e informalidad laboral. Este año, la Unidad Administrativa Especial del Servicio Público de Empleo (UAESPE), en alianza con el programa Inclusión para la Paz de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) e implementado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), logró la vinculación laboral de 12.210 colombianos. De ellos, indígena (3.127); negros (9.083). Embera solo 20. 

Existe población Embera (Katío, Chamí, Dodiba, y Eperara Siapidara). Para los Embera Chamí de Risaralda, es urgente reforzar la enseñanza del español, como segunda lengua, pues tenerla a medias, les impide acceder a la educación superior y a empleos formales que brinda el sector público y privado del departamento. En Colombia, los indígenas representan el 2% de la población, en 80 grupos étnicos y 64 lenguas con diferente número de hablantes, (grupo karijona que no pasa de 10), los wayuu (50 mil), o los Embera (40 mil y de ellos, el 50% se encuentran sobre el Rio San Juan y en resguardos de los municipios de Pueblo Rico y Mistrató.

Algo de historia. La política frente a las lenguas indígenas durante el periodo de la Conquista y comienzos de la Colonia fue benéfica (en cierta manera), por el deseo de la Corona de integrar al indígena a su economía extractiva, permitiéndole a la Iglesia Católica conocer sus lenguas a través de misioneros. Gracias a ello, podemos encontrar gramáticas Muisca, Quichua y de otras lenguas menores. Carlos III (1770) prohíbe el uso de lenguas indígenas para la comunicación, judicializando escribir sus gramáticas (quemadas y desaparecidas muchas de ellas). Durante la República, negando su existencia, por ley los vuelven “ciudadanos”, entregándole la responsabilidad de su educación a la Iglesia Católica, sin olvidar la evangelización. Se evidencia en la constitución de 1886 y la ley 153 de 1887 (Art 15. Todas las leyes españolas están abolidas. Art 318. El Gobierno podrá modificar, el Derecho común para la reducción y régimen de las tribus bárbaras ó salvajes existentes. Art 319. El Gobierno podrá celebrar convenios con la Santa Sede para el fomento de Misiones católicas en las mencionadas tribus. Art 320. Los bárbaros que hayan sido condenados á pena corporal, y que durante la condena hayan sido catequizados y bautizados, podrán pedir rebaja de pena). Surgen entonces instituciones como el Instituto Indigenista Interamericano (México 1940), el Instituto Caro y Cuervo (Colombia 1942) y academias de historia, promoviendo el estudio de las culturas y lenguas indígenas en sus territorios con una actitud científica, pero sin llegar a denunciar (pocas) la situación de marginalidad, desarraigo, y aculturización encontradas (situación que la modernidad ha incrementado). Solo a partir de 1970, (producto de los conflictos del Cauca), se logran reivindicaciones socio-políticas, reconocidas e incorporadas en la Constitución de 1991, entre las cuales está la segunda lengua como factor de desarrollo. Pero la verdad (hablo como docente), en 40 años, hemos hecho muy poco. La prueba reina, son los menos de 100 Embera Chamí, registrados como trabajadores formales en la economía del departamento.

Conclusiones. 1. Los colombianos No hablamos una segunda lengua, porque en nuestras fronteras, también hablan español (Panamá, Venezuela y Ecuador), a diferencia de los europeos que comparten fronteras con personas que hablan un idioma diferente al suyo, además de llevar siglos de convivencia e intercambio. 2. Un alto porcentaje de población Embera Chamí, no habla con fluidez, no desarrollan ideas, y utiliza un mínimo del rico vocabulario de palabras en español del que disponemos, y No es un problema de inteligencia, sino de método de enseñanza. 4. Los risaraldenses (en 480 años), no entendemos su lengua ancestral, porque ha sido preocupación solo de unos pocos. Ellos (al igual que nosotros con el inglés), entendemos y hablamos lo básico de la segunda lengua, sin comprender ni entender conceptos e ideas. 3. Hay que hacer algo.

antia53@gmail.com

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -