21 C
Pereira
domingo, marzo 3, 2024

Riesgos

Es tendencia

- Advertisement -

Como cada año, el Foro Económico Mundial, acaba de publicar los diez riesgos más críticos para los próximos dos años y los diez más críticos para los próximos diez años. Es lo que podríamos llamar los riesgos de corto plazo y los riesgos de largo plazo.

Llamó poderosamente la atención el hecho de que, en los riesgos a dos años, los expertos del Foro Económico Mundial, consideraran que el riesgo número uno, sea el de la Desinformación. 

En su orden los otros nueve riesgos para el horizonte a dos años son: Eventos climáticos severos, Polarización, Ciberinseguridad, Conflicto armados entre Estados, Falta de oportunidades económicas, Inflación, Migración involuntaria, Recesión económica y Contaminación.

De los diez riesgos a diez años, cinco de ellos están relacionados con el cambio climático y tres de ellos con la Información, incluidos posibles resultados adversos de las tecnologías relacionadas con la Inteligencia Artificial. 

Confieso que después de años de leer este informe, el que la Desinformación haya aparecido como el riesgo número uno en el horizonte de dos años, me generó consternación. Este primer lugar en el ranking hace que la preocupación por ese factor y todo lo que representa la Desinformación, deje de ser un simple llamado de atención como el que han venido haciendo muchos en los últimos años, a hacernos sentir que esa es ya una seria amenaza a las democracias e, incluso, menos dramático, pero igual de peligroso, a nuestra vida en el día a día.

El que circule tanta información en las redes sociales, no nos ha hecho unas personas muy informadas, sino, al parecer, más bien desinformadas. Cada vez es más complejo discernir lo que es real de lo que no. Y vaya si los gobiernos, incluido el actual de Colombia, están contribuyendo a ese ambiente en el que la verdad más que relativa, pasó a ser simplemente una “decisión”; es decir, cada quien decide qué es verdad y ya. 

Para muchos esto luce simplemente como un gesto o una decisión propia de esta modernidad, pero, como lo señala el informe de riesgos, la verdad no es simplemente conveniencia. La verdad, es eso; verdad.

Se confunden lo que son “opiniones” con “verdades” como tal. Una cosa es que yo esté convencido de que el Libre Mercado genera desarrollo y prosperidad y que otro crea que ese desarrollo lo genera el socialismo; y otra muy distinta es que, algunos crean que el cáncer se combate simplemente con actitud. Es posible que, en temas sociales, como la economía, exista divergencia de criterio y cada quien acaricie lo que para sí es verdad, y otra muy distinta asumir que el cáncer puede ser vencido sin ciencia; o que arrojarme de un piso diez de un edificio, no necesariamente me matará.

Tener esperanzas en que voluntariamente el ser humano promedio decida y actúe en serio en aislarse o dosificar a una media aceptable, su consumo de redes sociales; es ser muy soñador. Puede resultar más probable que en el tema “redes sociales” se extienda un ludismo generalizado.

A veces no sabemos qué es lo que más nos conviene.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -