21.6 C
Pereira
sábado, mayo 18, 2024

Revocatoria y elecciones en medio de pandemia

Es tendencia

- Advertisement -

Carlos Andrés Hernández
Columnista
Esta semana escuchando en entrevista por un medio radial nacional al dr. Nicolas Farfán, antiguo amigo y colega de Delegación Departamental, quien funge hoy en día como Registrador Delegado en lo Electoral a nivel nacional, explicó que frente a los procesos que se adelantan en materia de revocatoria del mandato de alcaldes en diferentes ciudades del país como Bogotá y Medellín entre otras, la Registraduría ha decidido suspender dichos procesos hasta tanto el Ministerio de salud no emita una circular o regule los protocolos con el fin de determinar cómo se debe ejercer este mecanismo de participación ciudadana en medio de la pandemia. Es de tener en cuenta que este mecanismo de participación ciudadana y democrática establecidos en la Ley 1757 de 2015, señala los lineamientos para el ejercicio ciudadano de proponer la revocatoria de los mandatarios que han incumplido su programa de gobierno o han sido desaprobados en su gestión.

Sin embargo entre los procedimientos a realizar para llevar a cabo su efecto se encuentran la recolección de firmas y la campaña ciudadana pro revocatoria; Actividades que en medio de la pandemia por su interacción social podría catalogarse de riesgosa en materia de propagación de contagios. Podríamos decir que en tiempos de crisis estas propuestas realizadas por algunos grupos de ciudadanos, no solo son inoportunas sino también imprudentes, y según lo analizado por la Registraduria a pesar de ser un derecho constitucional ciudadano, podría tener muchos tropiezos y dilaciones para su ejecución, en pocas palabras estas iniciativas tienen gran posibilidad de ser estériles y no dar frutos, tal como lo titula María Isabel Rueda en su columna de El Tiempo del domingo, “la criatura nació deforme”. Sumado a lo anterior se debe tener en cuenta que históricamente desde la creación de la figura en el año 96, se han presentado más de 150 procesos de revocatoria y ninguno ha prosperado, todos los mandatarios han seguido en sus puestos. En el año 2021 van cerca de 28 iniciativas registradas, pero este proceso más que efectivo puede ser muy complicado y tortuoso, teniendo en cuenta que muchos no logran recoger las firmas, o pasar por la revisión en oficinas centrales en Bogotá, y en caso de ser avaladas el proceso se ahoga en las urnas.

Más que una solución en medio de crisis, podría generar inestabilidad política administrativa para los entes territoriales. Este mismo fenómeno en tiempos de pandemia debe ser analizado en los procesos electorales que se avecinan para congreso y presidencia. Muchos nos preguntamos cómo van a ser las elecciones en el 2022; Entre los cuestionamientos están, ¿cómo será el manejo de las campañas políticas si las condiciones actuales continúan?, ¿serán presenciales con control en los aforos de las reuniones o definitivamente serán campañas virtuales?, ¿Cómo será el día de elecciones, habrá voto mixto según el nuevo Código electoral y cómo se controlará el aforo e ingreso a los puestos de votación?. Frente a todos estos interrogantes y los hechos ocurridos con la pandemia, si hay una situación que está clara, y es que ni las instituciones, los candidatos y los ciudadanos estamos preparados para afrontar estos procesos que se avecinan. Los candidatos deben reinventarse y reingeniarse frente a cómo van a cautivar el electorado. Un político que no esté preparado en el uso de las nuevas tecnologías, o que no utilice una efectiva estrategia electoral en tiempos de cambio, podría llevarse una gran sorpresa y más teniendo en cuenta que estas elecciones presentan el mayor porcentaje de abstencionismo; No será fácil llegarle a la ciudadanía, y mucho menos garantizar que salgan a ejercer su derecho al voto en medio de tiempos de crisis.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -