14.7 C
Pereira
martes, abril 23, 2024

Resolución 2366, una puerta para pasar con cuidado

Es tendencia

21 DE ABRIL

BILINGÜISMO

- Advertisement -

El pasado 14 de marzo, se tuvo la oportunidad de socializar la resolución 2366 de 2023, entre estudiantes de Universidad Libre de Pereira, la directora del programa de Nutrición y Dietética de la Universidad Católica de Manizales, que además es presidenta de la Asociación Colombiana de Nutrición Clínica Diana Trejos, docentes expertos en el ámbito clínico y comunitario, donde se tuvo la oportunidad de tener diferentes perspectivas frente a esta normatividad, donde el objeto y ámbito de aplicación de esta resolución, es establecer los servicios y tecnologías de salud financiados con recursos de la UPC (unidad de pago por capacitación), que deberán ser garantizados por las entidades promotoras de salud – EPS y las entidades adaptadas, a sus afiliados en las condiciones de calidad establecidas por la normatividad vigente.

Uno de los puntos que resaltan, es la prescripción de los APME (alimentos con propósitos médicos especiales) sin necesidad de realizar MIPRES en ámbito hostiario, ya que hacen parte del «Listado de medicamentos financiados con recursos de la UPC”, esto genera un ambiente de practicidad para nutricionista dietista, pues agiliza el tiempo de prescripción de los alimentos con propósito médicos especiales, pero ¿Qué condiciones debe tener un APME? Para su prescripción y reconocimiento, debe estar registrado ante el INVIMA con su respectiva clasificación como alimento para propósitos médicos especiales; b. contar con concepto favorable vigente como APME, emitido por la Comisión Revisora de la Sala Especializada de Alimentos y Bebidas del INVIMA y c. encontrarse incluido en las tablas de referencia de productos de soporte nutricional dispuesta en la página del Ministerio de Salud y Protección Social, subsitio de la Unidad de Pago por Capitación.

Con lo anterior, es de suma importancia que la profesional en nutrición tenga la ética y el conocimiento a adecuado para justificar el uso propicio de estos APME, de la misma forma, esto hace que el panorama se torne más diverso, ya que otros profesionales de la salud podrían tomarse atribuciones en formular este tipo de medicamentos, marcando un intrusismo profesional que se debe mantener al margen, puesto que acarrearía consecuencias en la pérdida del protagonismo por parte del nutricionista dietista, es aquí, donde se deben tener claro los límites y entender las actividades profesionales en el ámbito hospitalario.

Es prometedor, no solo para el profesional sino también para los usuarios del sistema de salud, ya el tiempo de respuesta se reduce, permitiendo tener una atención más oportuna y humanizada.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -