21.4 C
Pereira
jueves, julio 25, 2024

Radio y música urbana

Es tendencia

¿SERÁ POSIBLE?

PARADIGMAS CIUDADANOS

Busca por dentro

- Advertisement -

Hugo López Martínez

Columnista

Al tiempo que el número de canales de noticieros, telenovelas, deportes y gastronomía se multiplican, reaparece,  desde el panorama incierto de lo que pueda suceder con el Covid 19, el primer gran actor de la modernidad: La radio. Impresionante logro tecnológico, de la mano de físicos, químicos y empresarios(Volta, Tesla,Marconi). Esta  vez asomado con la cara limpia en un combate desigual con el artificio y sonoridad de crónicas periodísticas en imágenes.

El artefacto es un producto de cabezas que piensan en el futuro de la comunicación. En .la era espacial sería el  sustituto del telescopio. En el mundo doméstico, podría hallar cavida entre muebles y menajes. A un lado de la butacas otomana, sonaría el canto de ídolos populares. Después de la compra de máquina de coser Singer y de una nevera Hitachi, había que completar el mobiliario de la sala con un telefunker, equivalente al Sony o a un ¨Panasonic de nuestro tiempo.

En lo pensado y escrito sobre los medios de comunicación de masas, siempre se dio un espacio mayor al tema de la televisión, a sus innovaciones tecnológicas y a sus programaciones de altas sintonías. A los actores de fama en el cine comercial, focos de atención de las revistas de farándulas,le sustituyeron los presentadores de noticieros y espectáculos de canales nacionales y regionales. Alrededor de estos últimos, se editaron revistas de farándulas y el despliegue impresionante de chismes y comentarios, morbosos e ingeniosos, como lo reproducido en épocas pasadas en el Espacio y Vea

Todo aquello sucedió en el envión final del siglo pasado. Televisión, telenovela y chismes del medio artístico, conectaban a la gente con el mundo de la moda, de las guerras modernas, del ocio productivo. Era un llamado a la masa de televidente, vestirse, peinarse y bailar como lo hacían el rey del pop, Michael Jackson.Y luego llegaron los ordenadores e internet, la miniaturización  de componentes electrónicos en circuitos integrados,además de las tablets y el smartphone y ahora Amazon y Netflix

La radio, frente a estas expresiones del poder de las imágenes, siguió en su orbita de rondar la compañía de los oyentes. El celador de la cuadra lo cuelga del hombro. El hincha sigue el trámite del partido con la mejilla pegada a la malla del dial. El estado de ánimo de quien  regresa  a casa, adquiere vida de placer y nostalgia, cuando la frecuencia sintoniza con algún canción de la Colombia rural y urbana, sentado en el Megabús del final de la tarde.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -