18.2 C
Pereira
jueves, abril 25, 2024

¿Prohibir el uso de la IA?

Es tendencia

- Advertisement -

Rodrigo Tabares Ruiz

Es innegable que la tecnología ha transformado radicalmente la manera en que las personas se relacionan con su entorno, se comunican entre sí y aprenden. Ante el la aparición de nuevos desarrollos tecnológicos, como la IA, surgen interrogantes por su impacto en distintos ámbitos de nuestra sociedad. 

La ley aprobada recientemente por el Parlamento Europeo, la primera que se expide en el mundo para regular la inteligencia artificial (IA), avivó la discusión que se desató en la sociedad con la oferta abierta de programas de IA al público. En una orilla están los apocalípticos. El más enfático entre ellos ha sido el investigador y desarrollador pionero de la IA Eliezer Yudkowsky, quien afirmó: “Si alguien construye una IA todopoderosa, en las presentes condiciones, yo esperaría que toda la especie humana y toda la vida biológica en la Tierra se extinguieran”.

“En este sentido un filósofo, profesor en Oxford, utilizó un experimento mental para llegar a la conclusión de que una IA con poder de decisión necesariamente evolucionará hacia una “superinteligencia” que se protegería a sí misma guardando copias en la nube para nunca ser apagada. Como buen filósofo que piensa en forma global, y no le preocupan pequeños detalles, omitió que la nube no es un ente metafísico sino un montón de computadores que consumen cantidades de energía, suministrada por los humanos. Si estos se extinguen, la nube colapsará”.

“El otro extremo de la discusión está en los utopistas que plantean que este desarrollo causará una aceleración tal en la evolución humana que progresaremos en 10 años el equivalente a 10.000. Se resolverán todos los problemas: hambre, desigualdad, cambio climático y guerras. La humanidad conquistará la Tierra y se lanzará al espacio ‘expandiendo el virus de la vida por las estrellas del Universo”.

La ley europea dirime esta discusión al reconocer los inmensos potenciales que tiene la IA, pero también sus riesgos. Según palabras del comisario europeo para el Comercio Interior, la ley “está regulando lo menos posible, pero todo lo necesario”. Busca garantizar el progreso de la investigación y el desarrollo en IA, pero es cuidadosa. 

Finalmente, como es natural en un caso con opiniones tan distantes, muchos no quedaron satisfechos. Algunos creen que limita su desarrollo, y otros, que las disposiciones son insuficientes y poco efectivas. La controversia sigue abierta, pero es un primer paso. Sería de poca inteligencia prohibir algo que es tan inevitable y que, además, tiene grandes potencialidades. 

*Universidad Cooperativa de Colombia

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -