18.2 C
Pereira
lunes, mayo 27, 2024

Prevenir los conflictos ambientales

Es tendencia

PENSANDO EN VOZ ALTA

La Vorágine

- Advertisement -

El examinar la suspensión de la construcción de la Intersección Galicia, que hace parte del Programa Vías del Samán, queda al descubierto una serie de errores cometidos por los actores principales, que tiene hoy, como indeseable consecuencia, los trabajos paralizados y el proyecto de la Intersección en riesgo. 

La empresa constructora dio el primer paso al no solicitar los permisos que correspondían. Algún funcionario de la Corporación Autónoma Regional de Risaralda, CARDER, otorgó un permiso, que no debió dar, para el aprovechamiento, eufemismo usado por “derribar”; de un número exagerado de árboles de diferentes especies, entre ellos muchos samanes. Luego el director de la CARDER suspendió los trabajos con unos argumentos que nada tenían que ver con el “aprovechamiento” de los árboles, pero que muchos ciudadanos consideraron la causa eficiente de la suspensión. Argumentos entre los que estaba el daño a un humedal que, según conocedores de la zona, no existe, pues lo que hay allí es un encharcamiento, provocado por una barrera que se formó aguas abajo.

Sobre ese escenario vino la Acción Popular de un grupo de ciudadanos que busca: “(…) minimizar el impacto ambiental que genera la erradicación de los ejemplares arbóreos en la zona del proyecto (…)”

En esa coyuntura fue publicada una muy sensata opinión del Ingeniero Jorge Marulanda Gómez que no debe pasar inadvertida en la Ciudad y que, de manera simple, resumimos en que la discusión no debería darse por los árboles que se deban sacrificar para dar paso a las vías, sino que debe enfocarse en la necesidad de preservar, o proyectar, formar y cuidar verdaderos ecosistemas, que resguarden los recursos hídricos de la región y sean hábitat seguro para la fauna silvestre. 

En el horizonte próximo de Pereira hay una cantidad importante de obras viales: La doble calzada La Romelia- El pollo, la doble calzada Cerritos – La Virginia, la probable rectificación de la primera etapa de la Avenida de los Colibríes, la segunda etapa de esa avenida, la Variante Oriental, la segunda calzada de la Variante Condina, entre otras; por lo que se debe prevenir que cuando sea necesario derribar árboles, para estas y otras vías, no aflore un conflicto ambiental, para lo que debería adoptarse una reglamentación completa, clara, aplicable y de conocimiento público, que no parece existir ahora.

Desde la Corporación VIGÍA Cívica recomendamos a las partes involucradas en la Acción Popular que, lo más pronto posible, lleguen a un acuerdo para que mediante un Pacto de Cumplimiento se ponga fin al proceso y así evitar otra suspensión, pues cada día que se demore la construcción de la Intersección Galicia es un día más de riesgo para la vida y la integridad de las personas que deben cruzar la vía en ese punto.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -