18.9 C
Pereira
sábado, junio 22, 2024

Presidente Petro, la prioridad, las reformas

Es tendencia

- Advertisement -

Víctor Zuluaga Gómez

Columnista

Estar pendiente de lo que ocurre en países vecinos puede ser positivo, siempre y cuando se aprendan ciertas lecciones de lo que ocurre, por ejemplo, en el campo político. Por ejemplo, los sucesos del Perú, con el expresidente Castillo quien llegó al poder y pretendió introducir unas reformas, a pesar de la oposición de una gran mayoría de parlamentarios. Entonces pretendió cerrar el Congreso y vino la respuesta por medio de la cual fue privado de la libertad.

En este caso, la lección para el presidente Petro es bien clara: Es necesario proponer, dialogar, llegar a acuerdos, pero de ninguna manera imponer. En este sentido, nuestro presidente ha logrado algunos aprendizajes, en la medida que ha abierto la discusión de los proyectos que ha venido presentando. Lo que no tiene presentación es que entre a descalificar las decisiones del parlamento peruano, cuando se produjo la separación del poder del presidente Castillo. Son opiniones que lejos de contribuir a un clima de cordialidad entre los países latinoamericanos, produce enfrentamientos, para nada convenientes.

Pero la situación no fue solamente en el caso del Perú, sino que descalificó las medidas tomadas por el presidente de El Salvador, en relación con el castigo a bandas criminales. Como quien dice, nuestro señor presidente cazando peleas por doquier. Porque la alusión a las medidas tomadas por el presidente Andrés Pastrana, en materia educativa, prendió la pólvora e hizo reaccionar al expresidente. En el caso de El Salvador, el señor presidente, ni corto  ni perezoso aprovechó la situación que se ha presentado con el hijo de Gustavo Petro, para arremeter contra el proyecto de la Paz Total que ha venido proponiendo el ejecutivo y que ha venido despertando ampollas por todas partes en la medida que el hermano del ejecutivo ha sido señalado como un enlace entre bandas criminales y el gobierno, con el fin de eliminar la extradición, reducir las penas a que fueses condenados y el quedarse con una parte de las propiedades que tengan dichas bandas.

Así las cosas, bueno es que el señor presidente se concentre en los problemas del país y asuma unas posiciones respetuosas en torno a las decisiones que vienen tomando los gobiernos de otros países, cercanos y lejanos.

Lo único que falta es que el señor presidente entregue declaraciones respaldando al gobierno ruso para la invasión de Ucrania. Ojalá que no.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -