23.2 C
Pereira
domingo, mayo 26, 2024

Por un Gobierno Rural

Es tendencia

- Advertisement -

Por ÁLVARO RODRÍGUEZ HERNÁNDEZ 

Una gran cruzada para que el sector rural, no siga aislado del presupuesto de Pereira, es la tarea que impondrá en su mandato, el alcalde, Mauricio Salazar Peláez.

Unos recursos que se tramitan, anuncian la apertura de 4 Distritos de obras o sectorizar el campo en la capital, para atender sus carreteables.

Bienvenidos, estos: con compra de maquinaria y reparación, adecuación de vías, hacen parte de Primero Pereira por el campo.

No, empero, recordar, que dicha consigna real, está impresa en su probrama de gobierno:  “diseñaremos planes de acción que contemplen la mejora y mantenimiento de las vías”.

Ya el solo anuncio, hace volver atención sobre el apoyo, que se ve llegar,  con la creación de  distritos de maquinaria permanente, así: Altagracia, Arabia, Morelia y Estrella-La Palmilla. Combia Alta y Combia Baja. La Florida, La Bella y Tribunas y otro más que falta precisar. 

El propio doctor Salazar, lo previó en su carta de navegación: “garantizar vías seguras y transitables que impulsen la productividad y dinamismo de cada corregimiento”.

Qué bueno sería la creación de la  Sociedad de Economía Mixta para el Campo.  

“Que permita garantizar al campesino la compra de sus productos a precios justos y se puedan redireccionar hacia tiendas de abarrotes, minimercados o grandes superficies con estrategias de promoción de consumo de producto local, de tal manera que sus excedentes sirvan para generar mayor bienestar a las familias campesinas de Pereira”, cómo lo ideó el propio mandatario.

No es maquillaje social o de adorno, sino fortaleder as asociaciones productivas campesinas, llevar salud a acabados centros, nuevas tecnologías, fortalecer la propiedad rural  como oportunidad de acceso al crédito, son parte de los pendientes.

No sin antes subrayar, en cifras del propio doctor Salazar, la necesidad urgente de volcar esfuerzos:  que incluyan  acciones en el sector urbano disminuyendo ese 80% de dependencia externa que tiene hoy el municipio para su provisión de alimentos.

Desde tiempó atrás, de manera especial en los gobiernos liberales, pareciese que los habitantes del agro no contaran, para los mandatarios y de allí la displicencia, por el maltrato ofertado. Han parcelado el campo midiendo su rentabilidad electoral pero no una corresponsaiblidad administrativa que desprenda beneficios para sus pobladores. 

Concejales y diputados, han olvidado al campo. Pareciese que fuese sólo una caja menor electoral o una registradora que  como toda taquilla, suma para fortalecer feudos políticos. 

Hace rato, el campo es el gran convidado de piedra. En lo que podría ser palabras de campaña aplicadas al hoy: “Pereira tiene muchas heridas”.

Que lleguen proyectos estratégicos y le devuelvan confianza al campo. Empezando por su propia seguridad alimentaria.

Acciones responsables que lleguen a los 12 corregimientos (108 veredas y 58 centros poblados)  

Bien conoce – como pocos – el doctor Mauricio, Alcalde de Pereira,  que de sus 702 kilómetros cuadrados, el 95,5 por ciento del territorio es rural y el 4,5, urbano. Pero, existe otro Pereira: la del olvido que todos la vemos pero la metemos debajo de la alfombra.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -