26.6 C
Pereira
viernes, marzo 1, 2024

¿Ponemos atención al cambio climático?

Es tendencia

- Advertisement -

James Fonseca Morales

Columnista

El gobierno nacional comenzó el año anunciando que al final de su periodo habrá sembrardo 180 millones árboles y también que expandirá las zonas ambientales protegidas en nuestros mares y en los Parque Nacionales.  Son  propósitos plausibles, para beneficio de todo el país, pero al volver los ojos a lo local encontramos que el Plan de Gestión Ambiental Regional de Risaralda (PGAR) 2020-2039, señala que no existe información del municipio de Pereira sobre su Índice de Gobernanza Ambiental Local (IGAL), indicador que comprende el «avance de los principios de buen gobierno y participación social, orientando la actuación en red de las instituciones e instancias públicas, privadas y sociales que participan en la gestión ambiental»

También advierte que, para los años secos por venir, la subzona hídrica del Rio Otún, entre otras, aparece con Alta Vulnerabilidad en el Índice de Vulnerabilidad por Desabastecimiento Hídrico (IVH), aunque para años normales el riesgo este en Baja Vulnerabilidad.  E indica que es necesario mantener las buenas condiciones del IVH en todas las cuencas abastecedoras de Risaralda y en todos los años.

Otro indicador que aparece en el PGAR, asociado a los efectos del cambio climático es el “Riesgo por recurso hídrico” y en él Pereira está catalogada en el nivel de riesgo “ALTO” y la recomendación del documento es: Evitar el incremento en las condiciones de riesgo por recurso hídrico, asociado a cambio climático.

Estos indicadores nos ponen ante el peligro inminente de sufrir los efectos dañinos del cambio climático en lo que tiene que ver con el abastecimiento de agua, en el mediano plazo.

El Plan de Desarrollo de Pereira lo diagnostica así: “En el marco del fenómeno de variabilidad y cambio climático se presentan situaciones negativas que atentan contra la estabilidad del recurso y que requieren de atención oportuna, tales como la ocupación de las rondas hídricas de los ríos y quebradas.”

En tal escenario la siembra de alguna parte de los 180 millones de árboles debería ser una meta prioritaria de los gobiernos locales, pero, lo que se conoce, frecuentemente, son episodios de deforestación, por lo que cabe preguntar: la «actuación en red de las instituciones e instancias públicas, privadas y sociales que participan en la gestión ambiental», que predica el PGAR, ¿dónde está?

EN MEMORIA.

La fecunda vida de Don Abraham Levy Milhen se ha extinguido, la Corporación VIGÍA Cívica, de la que fue benefactor desde su fundación, le despide hoy con profundo pesar y agradecimiento. Honraremos su memoria manteniendo indeclinable nuestra lucha contra la corrupción, en la que mucho nos ayudó.

Que haya paz en su tumba y su recuerdo brille por siempre en esta ciudad que él adoptó y engrandeció.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -