26.2 C
Pereira
martes, julio 23, 2024

¿Perdió el liberalismo?

Es tendencia

- Advertisement -

Por ÁLVARO RODRÍGUEZ HERNÁNDEZ 

El proceso judicial apenas inicia por el escándalo del vuelo del Colibrí.

Pero más que nombres y partido, la ciudad. Duele lo acontecido. Revés fuerte. El CAMBIO en tobogán, pero con la piscina a un lado. Y. eso que cuestionaron un pasado con espinas de gobiernos masacrados en sus principios. Terminaron siendo peor.

Tesis 1: No descartemos que de pronto, se viene reacomodo del pleito, con personas que buscan privilegios por delatar. Principio de oportunidad. Sentencias anticipadas.

De allí que falta más gente en el baile. El proceso apenas inicia, tenga la seguridad. Boletos todavía hay para función en palco especial.

Tesis 2:

El liberalismo es el gran perdedor. Pero sin lugar a dudas, uno de los derrotados será una porción fuerte que encarna el senador, Juan Pablo Gallo, a quienes muchos han salido a cobrar por ventanilla este mayúsculo detonante. A darle con un balde.

No poca gente se arrumará en la orilla del aspirante al senado, Diego Patiño Amariles. La gobernación es eje del poder en disputa. Carambola a tres bandas. Puede perder una curul a la Cámara, de las 2 que ejerce hoy. Pero va derechito por el senado rojo. 

Los que detestan esta orilla, caerán al árbol que tiene frutos y da sombra, que es Mauricio Salazar. Leáse Partido de la U, sin lugar a dudas, que busca mínimo una Cámara y que se reorganiza. Tiene músculo electoral.

Tesis 3: Tanto diputados como concejales liberales, van por lo de ellos. 

Es su juego. Cada vez, los feudos se cierran más y los tronos empequeñecen al grande.

El Cambio en reversa, como se ventiló en campaña. Nadie podrá negar que – pese a todos los incómodos momentos de selección de aspirantes a la alcaldía – se molió con Maya. Duro de vender como fue el reflejo final en urnas y ahora motivado por las leyes. Dejó enemigos al por mayor con su arrogancia y de  querer hacer lo que quiso sin talanquera. Nadie le puso freno y Gallo y los concejales, en su gran mayoría, fueron elásticos, complacientes. Qué forma grosera y  torpe de actuar sin respeto alguno por el elector.

Tesis 3: No es menor que en campaña salgan a cobrarle a este bando liberal que cortejó con su silencio y por voz de los concejales y diputados, una alcahuetería mayor que no supieron drenar a tiempo. Yo el soberano se sentó en el trono en medio de la prepotencia. Por eso, nadie manda hoy en este amorfo partido. ¿Quién? Por el momento, buscan a Diego, el mayor. 

Tesis 4: Desde ya, existirá otro mapa político, empezando por los disparates éticos, que saldrán a cobrar. El liberalismo se comportó como manada y arrastró, como las crecientes súbitas de estos días, la decencia y la desconfianza hacia ciertos políticos pestilentes.

Claro que perdió el liberalismo. Un CAMBIO, ¡de culos p´al  estanco!

 

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -